Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

Los expertos alertan de los problemas de adicción a las apuestas entre los menores de 16 y 17 años de edad

Robar a los padres la calderilla de la cartera no parece grave, con poco dinero se puede llegar a triplicar la paga que todos los meses reciben. Crear en internet un usuario para jugar tampoco. Pero perder un curso de instituto y hasta a los amigos, sí.

Una adicción es algo que no se puede evitar, es un hábito de conducta peligrosa, una rutina que tu mente o tu cuerpo acaban por calificar de imprescindible. Resulta muy difícil deshacerse de una adicción, por la dependencia que crea ya sea psicológica o fisiológica, y en la mayoría de casos se deriva de la repetición de ese hábito.

Esto es precisamente lo que analiza un estudio de la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia, en relación con los juegos de azar. Evalúa la frecuencia de juego en los menores de edad y como cuanto más apuestan, más se enganchan.

Se aplicó una encuesta de prevención de adicción al juego a 807 estudiantes de bachiller y ciclos formativos de centros privados e institutos públicos de Valencia y provincia. En esta encuesta se evalúa la frecuencia de juego, así como el juego patológico. El 62% de los jóvenes menores de 18 reconoció haber jugado apostando dinero en los últimos meses y el 37,7% de estos adolescentes que apuestan tienen problemas con el juego.

El estudio ha sido realizado por la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia

Leer más: Estudio de la Universidad de Valencia: Jóvenes enganchados a los juegos de azar

Regular la publicidad, especialmente en internet, donde el impacto de la publicidad recibida por los usuarios que navegan por la red es constante, ayudaría al control emocional de pacientes con trastorno de juego según una investigación de la Universidad de Granada que demuestra que las personas con trastorno de juego tienen más problemas para regular las emociones negativas y se ven más afectados por los estímulos publicitarios.

Según informan varios medios, incluyendo la Agencia EuropaPress, un estudio de la Universidad de Granada (UGR) desarrollado por Juan Francisco Navas y José César Perales, entre otros investigadores del departamento de Psicología Experimental, explica cómo los pacientes con trastorno de juego despliegan una mayor actividad cerebral vinculada al control y el esfuerzo mental para reducir las emociones negativas, lo que se traduce en problemas a la hora de regular dichas emociones. De esta forma, los estímulos publicitarios de los anuncios de casas de apuestas o casinos 'online', por ejemplo, suponen una fuente de emociones negativas para estas personas que podrían afectar a su recuperación.


Leer más: La Universidad de Granada concluye que una adecuada regulación de la publicidad del juego online...

Declaraciones del presidente de la fundación Codere José Antonio Martínez Sampedro.