Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

Integración de los jugadores

MEMORIA DE EJECUCIÓN “PROGRAMA DE INTEGRACIÓN DEL JUGADOR PATOLÓGICO”, 2008

  1. Entidad: AMALAJER
  2. Denominación del programa: “Integración social y familiar de la persona con problemas de juego”
  3. Localización geográfica: Se incluiría, como novedad la relación de entidades beneficiarias, además de la localización geográfica. (Una entidad beneficiaria de una actividad escuela de padres, puede ser una AMPA). La entidad beneficiaria es AMALAJER. Localizada en Málaga Capital. El programa va destinado a la provincia de Málaga.
  4. Colectivo objeto de atención: Si las actividades han ido dirigidas a colectivos diferentes, incluiríamos los perfiles de los destinatarios por actividad.

    Como variable nueva el género en relación con: participación, regularidad en asistencia, y todos aquellos datos que se consideren de interés.

    El programa de actividades se centra, en general, en las personas con problemas con el juego, que están acudiendo a las terapias de Autoayuda y Ayuda Mutua en Amalajer, tras realizar un test de Frecuencia, Intensidad y Diagnóstico del Juego Patológico, y obtener los resultados necesarios para estimar el trastorno de Juego Patológico.

    Por otro, son objeto de atención para la integración social y familiar todas aquellas personas con otras adicciones no tóxicas (caso de 2 personas con adicción a Internet, 1 compradora compulsiva, 1 persona con adicción al móvil y un adicto al sexo).

    Las actividades también han ido dirigidas a las parejas, padres, madres, hijos, hijas, y demás familiares; de los jugadores patológicos y jugadoras patológicas.

    También se ha pretendido fomentar la integración, acercando a la población en general a la problemática del Juego Patológico, en el “Día sin juego de azar” (29 de Octubre), mediante el contacto directo de los voluntarios de la asociación (Jugadores en rehabilitación y jugadores rehabilitados, así como los familiares de éstos) con la gente a pie de calle. Se trataba de informar y sensibilizar a la población sobre la enfermedad y sus consecuencias, así como del proceso de rehabilitación y de la importancia del apoyo social en este colectivo, para una correcta rehabilitación e integración social.

    El colectivo femenino de esta enfermedad, a pesar de las dificultades y conflictos en su área familiar, a la hora de acudir a las actividades propuestas por la asociación para el fomento de la integración social y familiar, ha sido de un 35% en el grado de implicación. En cambio el 85% de jugadores patológicos ha acudido o ha asistido al desarrollo de tales actividades, participando de forma satisfactoria el núcleo familiar.

    Hemos de destacar, para tal diferencia porcentual entre hombres jugadores y mujeres jugadoras, el escaso o nulo apoyo familiar que reciben las jugadoras que están actualmente asistiendo a terapia en la asociación. Ningún familiar de las jugadoras patológicas participó de las actividades. En las parejas de los jugadores patológicos que acuden a la asociación, sí se registró un buen índice de asistencia y participación en las actividades (en torno al 87%).

    También es obligado destacar la estigmatización social de cara a la mujer jugadora por parte del resto de la sociedad. El miedo a ser reconocida y ser tachada de viciosa o mala madre es un miedo reconocido por ellas.

    Debemos destacar también este año la significativa participación en las actividades realizadas, por parte de los hijos de los jugadores patológicos, propiciando una relación familiar más estrecha y un mayor entendimiento de la enfermedad.