Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

Hemeroteca

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha avanzado este miércoles que el real decreto que prepara su Ministerio limitará la publicidad de las casas de apuestas a un horario de una a cinco de la madrugada y quedará prohibida en las camisetas de los jugadores y en partidos deportivos. En una entrevista en TVE, Garzón ha dicho que desde el momento en que se apruebe el real decreto -que será "inminente" a la espera del dictamen del Consejo de Estado- quedará prohibida la publicidad en las camisetas de los jugadores por lo que los clubes ya están interpelados por el Ministerio para que modifiquen esos contratos y no queden en situación de ilegalidad una vez la norma entre en vigor.

Ha explicado que en el momento en que la norma se apruebe quedará prohibido hacer nuevos contratos y los que estén en vigor se tienen que extinguir. "Estamos estipulando el tiempo razonable pero va a ser muy corto", ha avisado.

Garzón ha instado a los clubes a pensar en la "función social" que están haciendo y ha lamentado que algunos intenten "echar un pulso al Ministerio". "Ahora estamos en la ley de la selva" ha dicho Garzón, ya que se puede ver publicidad en cualquier horario y cualquier tipo de mensaje, "y eso se va a acabar". El ministro ha añadido que la regulación también afectará a la publicidad online.

EL PROBLEMA DE LOS VIDEOJUEGOS

Garzón también cree que hay una "laguna" para los menores en algunos videojuegos, que tienen "un componente similar a las tragaperras", ya que un menor puede asumir que esa actividad es normal y que esto puede ocurrir sin que los padres lo sepan.

Sobre otros asuntos de consumo Garzón se ha referido a la norma para regular la videovigilancia en los mataderos y ha explicado que poner videocámaras incentiva el cumplimiento de la legalidad.

Leer más: Garzón: "Se prohibirá la publicidad de casas de apuestas en camisetas y partidos"

Los grupos políticos apoyan por unanimidad una propuesta de Izquierda Unida para modificar la regulación urbanística de este tipo de establecimientos

Primer resultado tangible de la movilización social avivada por Izquierda Unida y liderada por Alsubjer contra la apertura de un salón de juegos en el centro de Lucena. El Ayuntamiento recibirá este próximo martes, horas antes de la sesión plenaria, un millar de firmas que refuerzan, agrupadamente, la oposición a la implantación de este negocio.

La Asociación Lucena y de la Subbética de Jugadores de Azar en Rehabilitación, con las limitaciones consustanciales a la emergencia sanitaria, ha conseguido recabar, en la fase inicial, unas mil rúbricas que respaldan su rechazo a un tipo de establecimiento que provoca “delincuencia, ruina económica y problemas judiciales y laborales”, avisa el presidente de la entidad, Juan Chacón.

En otra iniciativa, concebida para la misma finalidad, el colectivo ha confeccionado un catálogo de reivindicaciones dirigidas al Consistorio. Entre otras, aparte de demandar la prohibición de más locales de esta tipología en el municipio –actualmente permanecen abiertos cuatro-, piden que, en todo caso, siempre se localicen a más de 500 metros de un centro escolar –condición que incumpliría el proyectado en la calle Juan Valera-; restringir el horario de funcionamiento y prohibir su actividad durante el tiempo lectivo; control riguroso de acceso a menores y autoprohibidos; o una vigilancia constante encomendada a la Policía Local.

Unas propuestas sintetizadas en una idea clave expresada por Juan Chacón: “La salud debe prevalecer por encima del interés económico”. En estos tiempos, y así lo ha refrendado el secretario de la junta directiva, Juan Redondo, la edad media del ludópata ha descendido desde los 40 a los 20 años, “ha bajado muchísimo”, subraya, y aumentan los perfiles “poliadictos”, por ejemplo, “predispuestos”, en estos salones de juegos, a consumir coca y alcohol. “Otros son cleptómanos”, apunta Redondo.

Leer más: Unas 1.000 firmas contra el salón de juegos de Lucena: Urbanismo paraliza las licencias

La mujer apagó el router a medianoche por el uso «compulsivo» que su hija hacía del teléfono móvil, lo que motivó la reacción violenta de la adolescente

La pandemia del coronavirus ha alejado a los menores de sus iguales y los ha empujado hacia las pantallas. La distancia social se ha traducido en muchos hogares en una sobredosis de ordenadores, consolas, televisiones, tabletas y móviles. Datos, megas y wifi. Internet. En Málaga, una menor de 15 años ha sido detenida por pegar a su madre porque le apagó el router.

Los hechos sucedieron hace unos días en una barriada de la capital malagueña. La sala del 092 de la Policía Local de Málaga recibió una llamada de madrugada que alertaba de una fuerte discusión en un domicilio entre una mujer y su hija.

Una patrulla acudió a la vivienda indicada en el aviso. Llamaron a la puerta y les abrió una mujer de mediana edad visiblemente alterada. Según les contó, había tenido una disputa con su hija, de 15 años, por su uso compulsivo del teléfono móvil. Tanto era así que la madre decidió apagar el router a medianoche para impedir que la adolescente siguiera conectada a la red wifi.

La mujer explicó a los policías locales que su hija le recriminó que la dejara sin Internet, comenzó a insultarla y a golpear la puerta de una de las habitaciones, llegando a romperla. Finalmente, se marchó del domicilio sin decirle dónde iba. Y eran casi las cuatro de la mañana.

Mientras los agentes se encontraban en el lugar, la menor se presentó de nuevo en el domicilio. Cuando los funcionarios le preguntaron por lo ocurrido, la joven expresó que su madre no era nadie para decirle lo que tenía que hacer. Los policías locales trataron de conversar con ella para hacerle entrar en razón, pero la menor se mostró muy poco colaboradora. Incluso, por momentos, desafiante, según las fuentes consultadas.

Leer más: Detenida menor de 15 años como agresora de su madre por desconectar internet

autor: Oier Zeberio. https://www.eulixe.com

Durante la pandemia creada por el nuevo coronavirus, hubo un momento en el cual no podías salir de casa para pasear, se catalogaba este hecho como un peligro, pero podías ir a trabajar o a consumir a un bar. Este hecho fue un claro ejemplo de que los sectores orientados al consumo o a la producción son "esenciales" a día de hoy para garantizar la estabilidad socioeconómica de este país.

Es bien sabido que al capitalismo le interesa mantener entretenidos y ocupados a sus productores. El ocio capitalista, el único que conocemos, diseñado para que el trabajador se olvide de todos los problemas que le genera el mismo sistema, sigue rigiendo nuestras vidas. Y uno de esos elementos que es sumamente beneficioso para el sistema debido al capital privado que genera y debido a su poder alienante es el juego.

Según los últimos datos, uno de los sectores que mayores beneficios ha obtenido durante la pandemia ha sido el mismo sector del juego (que casualidad), ya que se han disparado las ayudas públicas y medidas a favor del sector.

Aunque el Ministerio de Consumo prepara un endurecimiento de las limitaciones a la publicidad de las apuestas y los juegos de azar incluidas en la reforma legal que presentó en febrero, al menos seis comunidades autónomas han establecido medidas de apoyo. Andalucía, Cataluña, Región de Murcia, Islas Baleares y Extremadura han bonificado tasas al sector del juego, al igual que el Ayuntamiento de Madrid o la provincia de Bizkaia.

Bruno Cortés, psicólogo de la Asociación para la Prevención y Ayuda al Ludópata (APAL), ha mostrado su preocupación al respecto: 

El negocio del juego supone un peligro para un importante porcentaje de la población. Esas ayudas no van a favor del grueso de la población. Me parece poco menos que terrorífico 

A su juicio, el posible deterioro económico del sector no justifica la recepción de ayudas públicas. “El juego genera problemas sociales en muchas familias. Moralmente este tipo de ayudas no son aceptables”, señala.

El sector, que suma cerca de 160.000 máquinas recreativas en unos 130.000 establecimientos, se defiende recordándonos que hace una contribución de 1.124 millones de euros a las arcas autonómicas en impuestos y de 570 millones de euros en cotizaciones a la Seguridad Social.

Leer más: Las obscenas ayudas públicas al sector del juego durante la pandemia y sus consecuencias

More Articles ...