Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

fuente: elperiodico.com

Pese a que es ilegal cualquier tipo de juego de apuestas ‘online’ para los menores de edad, algunas webs han encontrado una fisura para ofrecer esta actividad potencialmente adictiva a los más jóvenes. A través de la adquisición de objetos en los videojuegos, los menores pueden luego canjear estos trofeos por dinero o apostarlos para aumentar su valor y obtener finalmente más beneficio económico.

P. H. tiene 17 años y desde los 14 juega a un videojuego en la red. También desde los 14 juega en páginas que le permiten adquirir diseños para las armas del juego a través de ruletas, jackpots y apuestas. Estos diseños se compran y venden entre jugadores, con precios que van desde pocos céntimos hasta miles de euros.

Se trata de casinos encubiertos y apuestas ilegales que, en lugar de utilizar dinero en metálico, usan objetos que los jugadores consiguen en videojuegos como moneda de cambio. Objetos que después se venden por dinero real a otros usuarios, según el precio que la comunidad decida que valen. En definitiva, el mismo procedimiento que utilizan los casinos con sus fichas: se compran a la casa para acceder, se juegan en las partidas, ruletas y otros tipos de apuestas, y finalmente se cambian por dinero.

Pero, si en un casino convencional existe un fuerte control legal para evitar amaños, garantizar el pago de impuestos y, sobre todo, impedir la entrada a menores, en este tipo de páginas tanto el diseño como sus características favorecen que jóvenes apuesten, muchas veces sin requerir más que un correo electrónico y una contraseña.

Fichas en forma de arma

Uno de los casos más polémicos es el que rodea al videojuego Counter Strike: Global Ofensive (CS: GO). Este juego, considerado como uno de los ‘eSports’ o deportes electrónicos más populares, es un ‘shooter’, es decir, un juego de disparos en primera persona, propiedad de Valve Corporation.

Leer más: Casinos encubiertos disfrazados como casas de apuestas deportivas permiten el juego a menores de...

El Plan de Acción de Drogas 2017-2020 incluye por primera vez esta conducta de riesgo

La dependencia excesiva a las pantallas o el juego patológico son adicciones tecnológicas cuya incidencia ha provocado que se han incluido por primera vez en el Plan de Acción de Drogas 2017-2020 presentado este lunes en Barcelona por la teniente de alcalde de Derechos Sociales. Laia Ortiz. La voz de alarma ha salido de los centros de enseñanza.

El uso problemático del móvil e internet podría afectar entre el 3% y el 4% de los jóvenes de Barcelona, que traducido en cifras representa entre 2.500 y 3.000 adolescentes. Debido a esta incidencia, el Centro de Atención y  Seguimiento (CAS) de Horta-Guinardó se convertirá en el equipamiento de referencia para atender a estos jóvenes.

Hay tres datos que sirven para evaluar el grado de adicción tecnológica que tiene un joven. Maribel Pasarín, directora del Observatorio de Salut Pública, describe así las situaciones de riesgo: cuando un adolescente no concibe la vida sin internet, cuando deja de hacer algo para conectarse y cuando muestra una gran preocupación si no está en línea. Pasarín ha explicado que "maestros y profesores, que son los que están en contacto con los jóvenes, hacía tiempo que nos avisaban: ‘fijaros en las pantallas'"

Publicidad de alcohol

Leer más: El 4% de los adolescentes de Barcelona tiene adicción a las tecnologías

Pocos sectores económicos alcanzan tal volúmen.

El vertiginoso aumento de los envites online, cuyo valor se acerca a los 11.000 millones anuales tras duplicarse en dos años, coincide con un nuevo repunte de los tradicionales por encima de los 25.000.

Las apuestas se han desbocado: los juegos de azar ya pesan más que el sector primario y que la cultura en el PIB, y su volumen de negocio lleva camino de equipararse con otros como las actividades bancarias y los seguros. De hecho, su inclusión hace año y medio en el cálculo de ese indicador macroeconómico, es una de las causas de su mejora hasta batir récords en los últimos meses.

La última memoria de la Dirección General de Ordenación del Juego, referente al ejercicio de 2016, sitúa por encima de los 35.000 millones de euros anuales el volumen de negocio de las apuestas, un sector en el que el vertiginoso crecimiento de los envites online, que ya supera los 10.000 tras duplicarse en dos años, coincide con un repunte de los tradicionales, cuya facturación vuelve a situarse por encima de los 25.000.

Leer más: "Ojo al dato": Las apuestas suponen ya el 3% del PIB

fuente: elespanol

Bet365, 888Sport.es, Betfair, William Hill, Paf, Interwetten, Sportium, Bwin y Wanabet. Nombres que se han vuelto familiares para los aficionados del fútbol, ya que en el último lustro se han convertido en los protagonistas de las retransmisiones deportivas de sus emisoras preferidas, se han tomado los periódicos -impresos y digitales- con promociones y anuncios e incluso se han atrevido a patrocinar a algunos equipos de la primera división española.

Un reciente informe del Consejo Audiovisual de Cataluña publicado en marzo de este año indica que los contenidos publicitarios de operadores de juego y apuestas en la televisión (incluyendo spots y telepromociones) llegan a representar cerca del 20% de una única retransmisión deportiva.

En el caso de la radio, el ejemplo más destacado es el de una retransmisión deportiva emitida “por una emisora de titularidad privada”, con un 45,5%. Se refieren a las retransmisiones de programas emblemáticos como Tiempo de Juego de Cope o Carrusel Deportivo de Cadena Ser, donde los mensajes de estas casas de apuestas pueden aparecen incluso intercalados con los comentarios del partido como “consejos” de los locutores.

Saturación en los medios de comunicación

En el caso de la prensa, el mismo estudio refleja que en los periódicos digitales generalistas se detecta este tipo de publicidad en 6 de 8 casos y, en el caso de los deportivos, de forma generalizada y particularmente frecuente. “Así, el análisis de la presencia de publicidad en la página de inicio de los periódicos deportivos analizados muestra que entre el 38,5% y el 45% de las diversas formas publicitarias corresponden a operadores de juego y apuestas”, indican.

Leer más: El volúmen de dinero de las apuestas online se triplica desde 2012