Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

fuente: malagahoy.es

La Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Amalajer) nació en 1989. Desde sus inicios, Francisco Abad fue una de sus piezas claves. El actual presidente de la organización sufrió en carne propia la ludopatía y, tras rehabilitarse, quiso tender su mano para que otros salieran de su adicción al juego. Lleva tres décadas haciendo esta labor de manera altruista.

–¿La ludopatía sigue siendo un problema?

–Cada vez es mayor y de gente más joven. Antes eran personas de 45 a 50 años, de una profesión libre, generalmente autónomos, con tiempo libre o asalariados con estudios básicos. En los últimos tiempos, mayoritariamente las personas que vienen a tratamiento están entre los 25 y los 35 años, universitarios, muchos ni tan siquiera han accedido al mundo laboral y ya vienen con deudas grandísimas. Algunos tienen 22 ó 23 años y tienen ya la vida hipotecada por las deudas [de juego] sin haber comprado una vivienda...

–¿Y cómo puede un chico tan joven endeudarse de esa manera?

–Porque los bancos han cambiado el sistema de préstamos. Hay créditos de entre 3.000 a 6.000 euros para los que no piden la firma del cónyuge o de la pareja. Son préstamos personales. Así acumulan esos préstamos... Pueden sumar créditos instantáneos de distintas entidades; pueden acumular entre 30 ó 40 minicréditos que van de los 300 o 600 euros. Cuando se dan cuenta se han endeudado puede que en 30.000 euros. Es un problema grande y grave. Y por no hablar de los créditos ilegales, que también funcionan...

–O sea que tienen un problema de adicción y además la deuda...

–Exactamente, tienen la adicción y la deuda. Y el endeudamiento es un factor importante por el que a la persona le cuesta más trabajo iniciar la rehabilitación porque cree que va a resolver su problema con un golpe de suerte.

–¿Cuánta gente tratan en la asociación?

Leer más: España perdió una generación con la heroína; puede perder otra por el juego

fuente: elpais.com

En un decenio se han regularizado en España las apuestas deportivas y el juego en línea. También se han multiplicado los salones. Una explosión que ha hecho mella en los ludópatas. Y que ha modernizado la industria con nuevos perfiles dentro y fuera de las empresas.

EL SOL SE ha levantado espléndido y la multitud que camina por la avenida de la Albufera, en Madrid, prácticamente tiene que abrirse hueco a codazos. Es un día entre semana en el popular distrito de Puente de Vallecas. En la acera, frente a una hilera de puestos de venta ambulante, se suceden los locales en los bajos de los edificios de viviendas. En apenas 250 metros cuadrados, una decena de comercios se dedican al mismo negocio: son salones de juego. A sus puertas se agolpan varios hombres. Un par de ellos charlan mientras comparten una lata de cerveza. Otros tres parecen tan jóvenes que lo primero que pasa por la cabeza es que deberían encontrarse en el instituto a estas horas.

Con el día en su apogeo, entrar en uno de estos salones resulta parecido a meterse en una cueva. No todos son iguales, pero en este se hace la oscuridad a pesar de los colores que centellean desde las máquinas. Al no filtrarse el sol por las vidrieras, no se sabe si es de día o de noche. Tampoco hay reloj que sirva de referencia. Dentro se distinguen tres espacios donde se reparte una quincena de personas, la mayoría varones. Uno, donde la gente sujeta vasos de papel con monedas, está poblado por tragaperras. Otro lo preside una ruleta rodeada de un grupo que fuma cargando el espacio de humo, maquillado con un dulzón ambientador de fruta. En el tercero se despliegan terminales de apuestas deportivas, que recuerdan a las máquinas recreativas, y televisiones que retransmiten partidos.

Leer más: Publicidad invasiva y copas baratas, las ‘trampas’ de los salones de juego

fuente: infoplay.com

Acuerdo pionero en toda España que abre nuevas puertas a la rehabilitación de jugadores de azar.

Azajer ha tomado las riendas de la colaboración en positivo con la Industria del juego. Por ello, la veterana asociación de tratamiento de personas con problemas con el juego anuncia la alianza con la primera cadena de Salones en Españas: Salones EL DORADO

AZAJER lleva ya 30 años realizando labores de Información, Prevención y Rehabilitación de la ludopatía en nuestra Aragón y anualmente realiza varias campañas de sensibilización (jornadas, charlas preventivas).

"Pero Azajer considera que es necesario, más con el crecimiento exponencial de la ludopatía en los últimos tres años, colaborar con los salones de juego", indican.

Una necesidad que también ha detectado “El Dorado”, con más de 45 salas de juego en todo el territorio nacional y con 20 años desarrollando su labor dentro de las acciones de mejora en materia de responsabilidad social, y comprometida con el juego responsable.

Leer más: AZAJER Firma el primer acuerdo de colaboración con un Salón de Juego (El Dorado)