Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

Terapias de grupo de autoayuda

  • Objetivos

  • Claves

  • Nivel I

  • Nivel II

  • Nivel III

  • Resto de Grupos

La primordial actividad de AMALAJER es combatir la ludopatía con la asistencia terapéutica, principalmente mediante tratamiento de grupos de auto-ayuda, compuesto por enfermos y familiares, asesorados por profesionales de la Psicología y trabajadoras sociales; a su consecución están destinados los Programas:

- Rehabilitación del Jugador Patológico y de su familiar, cuyos objetivos son:

  • Rehabilitación del Jugador.
  • Rehabilitación del Familiar y su entorno.

- Normalización del Jugador Patológico y de su familiar, cuyos objetivos son:

  • Normalización del Jugador.
  • Normalización del Familiar y su entorno.

Como segundas actividades, aunque no menos importantes, AMALAJER persigue el difícil logro de la sensibilización de la población, en general (mediante actividades divulgativas sobre la importancia e incidencia de esta adicción y su repercusión en los ámbitos familiar, laboral y social de los afectados, así como de sus consecuencias: la delincuencia, el alcoholismo, la pérdida de empleo, la ruptura familiar, el suicidio...), y el cambio de “conciencia” social, explicando que la ludopatía NO ES UN VICIO; que para solucionarlo LA VOLUNTAD SOLA NO BASTA; que el juego patológico es UNA ENFERMEDAD, una ADICCIÓN que deteriora, hasta ANULAR, la VOLUNTAD y la RESPONSABILIDAD de quien la ha adquirido y que la COMPRENSIÓN real del problema y la PARTICIPACIÓN activa del grupo familiar son necesarias para resolverlo.

  1. Los grupos de auto-ayuda y ayuda mutua pueden considerarse como servicios sociales alternativos.
  2. Los grupos de autoayuda están constituidos por iguales que se brindan asistencia mutua para satisfacer necesidades comunes, superar un problema compartido o conseguir un cambio personal.
  3. Los grupos perciben que sus necesidades no son o no pueden ser atendidas por las instituciones sociales.
  4. Los grupos de ayuda mutua inciden en las interacciones sociales cara a cara y en que sus miembros asuman su responsabilidad en la solución de problemas.
  5. Los grupos de autoayuda funcionan autónomamente al margen de los profesionales; éstos, si existen, son un complemento al tratamiento.
  6. Las Asociaciones de autoayuda no son centros de entretenimiento. Las personas que llegan a este tipo de sitios han de ser conscientes que van a un centro donde van a tratar un problema.
  1. La autoayuda no es directiva, más bien ensayo-error. Si te equivocas te corriges. No se puede tutelar la vida de una persona toda la vida. El proteccionismo no es bueno, el exceso de tutela anula la libertad de la persona, es mejor adiestrar en habilidades sociales para que la persona sepa conducir su vida.
  2. La base de la personalidad adictiva está en unos rasgos especiales y unos estilos de vida que los demás copian. Esta personalidad adictiva no suele ser hereditaria, fisiológica, sino de aprendizaje, de modelaje o imitación de conductas que observamos de lo que nos es familiar. Los hijos de padres alcohólicos tienden a repetir esta conducta, porque lo han aprendido, no se les ha enseñado otro estilo de vida.
  3. La psicoterapia y el grupo de autoayuda es el medio eficaz para recuperar la salud. Los terapeutas o monitores de autoayuda tiene que tener una formación adecuada, habilidad en el manejo de grupos, y fundamentalmente querer a la gente, servir a la gente. Si la burocracia se impone a los temas de salud no se soluciona nada. No hay caras iguales, tampoco hay adictos iguales, esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de aplicar recursos terapéuticos.
  4. También debemos tener muy presente el grado de deterioro con el que llega la persona a la asociación, ya que la conducta humana es algo imprescindible.
  5. En las terapias el diálogo debe ser un diálogo desde el interior para decir a los otros lo que sientes.

CLAVES ESENCIALES EN EL SISTEMA DE AUTOAYUDA

Una de las claves del sistema de autoayuda es participar activamente en ellas, es decir comunicar y expresar todos esos sentimientos, emociones, experiencias y vivencias que durante bastante tiempo han estado dentro...

¿ Por qué ?

  • Porque el sistema de autoayuda acompaña a quien quiere salir del infierno en el que ha estado, lanzando un SOS que exige la aceptación incondicional de la persona.
  • Porque en las terapias se tiene fe en la persona, y se acepta que detrás de alguien en esta situación se esconde un niño vulnerable que necesita ser reconocido y estimado y que tiene potencialidades para crecer y madurar, para descubrir el valor de la vida.
  • Porque se inspira serenidad y permite cierta descarga explosiva.
  • Porque en las terapias de grupo se escucha con interés, y escuchar con interés es un regalo, un bálsamo que sana a la persona, que nos hace sentir más relajados, más seguros, menos solos, aliviados.
  • Hablar en las terapias es importante, necesario y vital, porque sólo así el terapeuta y el grupo pueden conocer lo que sienten para comprender lo que están viviendo.

ClasificaciOn de los Grupos de Terapias

Actualmente, AMALAJER tiene clasificados los grupos de autoayuda y ayuda mutua por estadios o niveles, tanto para jugadores como para sus familiares; así tenemos los siguientes:

Nivel I.- Enfermos o familiares de reciente ingreso a tratamiento. En este nivel permanecen durante un período comprendido de entre seis a doce meses, tratando y practicando la abstinencia a todo tipo de juegos, mediante las “herramientas” de no llevar dinero, no acudir a los sitios de riesgo, no frecuentar las anteriores compañías y no mentir.

Objetivos que se persiguen:

Para los enfermos:

  • Conocimiento de los integrantes del grupo.
  • Diferenciar problema de efectos.
  • Trabajar Programa 24 horas.
  • Constatar que hay quien ha resuelto el problema.
  • Elevar la capacidad de afrontar la verdad.
  • Desculpabilización.
  • Conocer la enfermedad.
  • Identificar estrategias de utilización del “Grupo”.
  • Conocer estrategias de mantenimiento de la abstinencia.

Para los familiares:

  • Reconocer el Juego Patológico como ENFERMEDAD.
  • Diferenciar problema de efectos.
  • Diferenciar el problema del jugador del problema del Familiar.
  • Contrastar experiencias.
  • Aprender y desarrollar estrategias frente al enfermo.
  • Desculpabilización.
  • Trabajar Programa de 24 horas.
  • Elevar la capacidad de afrontar la verdad.

En este nivel tenemos tres grupos de terapias para enfermos y dos para familiares, a saber:

Enfermos

N1E0) Lunes y Viernes, de 18:30 a 20:00 horas.

N1E1) Lunes y Viernes, de 18:30 a 20:00 horas.

N1EA) Lunes y Viernes, de 20:15 a 21:45 horas.

N1EB) Lunes y Viernes, de 20:15 a 21:45 horas.

Familiares

NIF1) Viernes de 18:30 a 20:15 horas.

NIF2) Lunes de 20:15 a 21:45 horas.

 

Nivel II.- Enfermos o familiares procedentes del primer nivel que han superado razonablemente las exigencias de tal nivel y enfermos o familiares de niveles superiores que han recaído. En este nivel permanecen durante un período comprendido de entre seis a diez meses, tratando y practicando la abstinencia, la comunicación familiar y mejorar la autoestima.

 

Objetivos que se persiguen:

Para los enfermos:

  • Detectar señales de alarma respecto a las recaídas.

  • Elevar los niveles de autoestima y eficacia.

  • Rehabilitar canales de comunicación familiar.

  • Valorar la abstinencia conseguida.

Para los familiares:

  • Detectar señales de alarma en el proceso de rehabilitación del enfermo.

  • Actuar sobre los problemas propios.

  • Rehabilitar canales de comunicación familiar.

  • Elevar niveles de autoestima y eficacia.

  • Valoración de la mejora personal.

 

En este nivel tenemos dos grupos de terapias para enfermos y uno para familiares, a saber:

Enfermos

N2E1) Lunes y Viernes, de 18:30 a 19:45 horas.

N2E2) Lunes y Viernes, de 20:15 a 21:45 horas.

Familiares

N2F) Jueves de 20:15 a 21:45 horas.

 

Nivel III.- Enfermos o familiares procedentes del segundo nivel que han superado razonablemente los objetivos de tal nivel y enfermos o familiares rehabilitados que han recaído. En este nivel permanecen durante un período comprendido de entre seis a diez meses, tratando y practicando la comunicación familiar, la tolerancia, la humildad.

 

Objetivos que se persiguen:
Para los enfermos:

  • Detectar señales de alarma respecto a las recaídas.

  • Normalizar la comunicación y convivencia familiar.

Para los familiares:

  • Detectar señales de alarma respecto a recaídas del enfermo.

  • Normalizar la comunicación y convivencia familiar.

En este nivel tenemos dos grupos de terapia para enfermos y otro para familiares, a saber:

Enfermos

N3E1) Martes, de 18:30 a 19:45 horas.

N3E2) Martes, de 20:15 a 21:45 horas.

Familiares

N3F) Martes, de 20:15 a 21:45 horas.


A la finalización de este nivel, podemos decir que el jugador y su familiar han trabajado y adquirido los conocimientos necesarios para su rehabilitación, por lo que se les da el alta terapéutica.

No obstante, con objeto de no cortar bruscamente la vinculación de los enfermos y familiares con el tratamiento seguido, la Asociación mantiene otro nivel suplementario: De Seguimiento.

Más que un nivel, es un grupo -uno para enfermos y otro para familiares- donde los ya rehabilitados intercambian sus experiencias personales más recientes respecto del nuevo modo de vida, y se exponen problemas o causas y circunstancias puntuales pendientes de resolver, a fin de que el grupo ofrezca alguna solución, en su caso. Obviamente, al tener ya la condición de rehabilitados, no tienen acceso a las citas con los profesionales.

Aquí se puede permanecer, voluntariamente, un período no superior a doce meses, asistiendo los jueves alternos; transcurrido el mismo EL TRATAMIENTO HA FINALIZADO.

Junto con los niveles citados, existe otro grupo (FSINE), donde los familiares de jugadores o jugadoras que no quieren acudir a este Centro reciben el tratamiento adecuado a sus circunstancias, enseñándoles a convivir con los enfermos y a conseguir que estos acudan para recibir el tratamiento.

Por último, decir que todos los Miércoles tiene lugar una especie de terapia informativa, conjunta de enfermos y familiares que no tienen ese día terapia de grupo, que si bien comienza informándose a los usuarios y socios asistentes de las novedades y circunstancias de interés, normalmente sobre inmediatas actividades de la Asociación, van transformándose después en un grupo terapéutico abierto donde, bien el enfermo o su familiar, expone las dificultades que va encontrando en el transcurso del tratamiento y a los que se intenta dar solución mediante los testimonios de otros enfermos o familiares que las superaron en su momento.