Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

El número de ludópatas se ha triplicado en tres años - AMALAJER atiende en Málaga a 549 usuarios - El perfil del jugador adicto ha cambiado y ahora ronda entre los 20 y los 30 años

En los últimos seis años, los juegos de azar han experimentado una notable evolución que da como resultado un aumento, más que significativo y preocupante, en las cantidades jugadas, el número de jugadores activos y un cambio significativo en el perfil de los mismos. Los datos que anualmente ofrece la Dirección General de la Ordenación del Juego reflejan como el auge de las casas de apuestas y las apuestas en línea han catapultado estas cifras, situando las apuestas como el juego de azar predilecto de los adictos al juego, seguidas de los casinos y el póquer.

Esta tendencia al alza aumenta, por consecuencia, el número de personas que sufren ludopatía. Esta fue reconocida como una enfermedad por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 1992.

Según los datos que anualmente ofrece la Dirección General de la Ordenación del Juego, el número de jugadores activos durante 2018 ascendió a 1.465.129. Estas cifras reflejan una realidad que se afianza cada día más en la sociedad, la problemática del juego. Las cantidades jugadas a juegos de azar durante el pasado año ascendieron a 17.250 millones.

Las apuestas son la opción preferida por los jugadores y, junto con los casinos, suponen más de la mitad de las cantidades jugadas durante 2018. Las casas de apuestas y el auge de las apuestas en directo, supone que estas dos opciones abarquen un 41,59% y un 55,92% del mercado total de las apuestas, respectivamente.

Esta evolución en la forma de entender los juegos de azar ha supuesto un aumento considerable en el número de personas adictas al juego en la comunidad de Andalucía. En los últimos tres años, el número de ludópatas atendidos por la Asociación Andaluza de Jugadores de Azar Rehabilitados (FAJER) se ha triplicado. Mientras que en 2017 la asociación ofreció rehabilitación a 1.500 usuarios, a pocos meses de que termine 2019, el número ya asciende a 3.185 personas.

En la provincia, la Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación, atiende a día de hoy a 549 usuarios. Su director, Francisco Abad, asegura que el perfil de los usuarios que tratan ha cambiado drásticamente: «La edad ha bajado muchísimo y a día de hoy llegan chavales con deudas de 30.000 a 35.000 euros, cuando todavía no tienen 22 años»..

Los usuarios entre los 20 y los 30 años son los que predominan en la asociación. Hace 30 años, explica su director, el perfil de un adicto al juego era el de una persona de unos 45 a 55 años, que jugaba de manera presencial: «Pensábamos que el juego online podría terminar con los jugadores patológicos pero estábamos completamente equivocados, el juego ha llegado para quedarse».