Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

fuente: elpais.com

Podemos quiere romper el negocio de las casas de apuestas, que generan serios problemas de ludopatía en algunos sectores de la población, entre ellos los jóvenes. El partido incluirá en su programa varias medidas para obstaculizar esa actividad. Se propone impedir que estos establecimientos abran antes de las 22.00 y también que puedan anunciarse, según ha comunicado el líder del partido, Pablo Iglesias, este martes en su cuenta de Facebook. Se trataría de una prohibición similar a la que hoy rige para productos considerados nocivos como el tabaco y el alcohol.

La proliferación de casas de apuestas está alterando la vida de algunos barrios en toda España. Alertado por esas quejas, Iglesias ya incluyó una regulación del juego en el plan presupuestario que le presentó al presidente, Pedro Sánchez, para pactar las cuentas de 2019. Finalmente, el documento acordado entre ambos incluyó un apartado de regulación del sector, con un plan para limitar enormemente la publicidad del juego, programas de prevención en los que se implicara el sector e inversión de una parte de la tasa que pagan estos negocios en proyectos de “reparación de los efectos negativos” que provocan.

El PSOE, que ya ha divulgado su programa electoral, incluye una mención a la necesidad de regular la publicidad de juegos de azar y las apuestas por Internet. En el programa de las próximas elecciones generales, que presentará completo en los próximos días, Podemos trata de retomar el liderazgo sobre una iniciativa que atribuye a su partido y que va un paso más allá de lo esbozado hasta ahora. Sus propuestas obligan a colocar en la puerta de estos negocios un cartel de advertencia sobre el riesgo de ludopatía. También se limita la proximidad a centros educativos para evitar que los jóvenes los frecuenten con facilidad y se fija un tope al tiempo de apuestas y al gasto diario y mensual. En la Comunidad de Madrid, el Ejecutivo regional ha aprobado instalar un control físico a la entrada de las casas de apuestas que impida el acceso de menores y de los adultos apuntados a las listas de autoexclusión.

De aplicarse, las medidas que defiende Podemos harían muy difícil la supervivencia de estos negocios, que se han multiplicado en los últimos años. En España hay una media de 6,63 salones de juego por cada 100.000 habitantes (en algunas comunidades llegan a 22,10), según datos de la Consejería de Economía de Madrid. Para los negocios que sobrevivan, la formación que lidera Iglesias aboga por elevar los impuestos. De esa manera, al menos parte de la recaudación se destinaría a la prevención de la ludopatía.