Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

En una proposición no de ley en el Congreso

Enlace a la proposición no de ley

  • La iniciativa contempla también la obligación de que se indique expresamente en el etiquetado y la publicidad si los videojuegos llevan asociados micropagos, y que éste tipo de videojuegos tengan clasificación para mayores de 18 años.
  • Entre el 6,1% y el 8,2% de los adolescentes españoles podrían ser adictos a los videojuegos.

Las diputadas Miriam Alconchel, Begoña Tundidor y Mª Aurora Flórez, junto a representantes de OCU y FEJAR.

Madrid, 24 de marzo de 2018.- La portavoz socialista de Consumo, Begoña Tundidor, la portavoz de la Comisión mixta para el estudio del problema de las Drogas, Mª Aurora Flórez, y la portavoz adjunta de Sanidad, Miriam Alconchel, ha presentado en el Congreso una proposición no de ley en el Congreso relativa a la adición a los videojuegos, junto a representantes de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y LA Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR).


 
Los socialistas instan al Gobierno, en el marco de sus competencias y en colaboración con las CCAA, a “realizar estudios para conocer la incidencia real del problema y los datos de prevalencia que permitan un diagnóstico e intervención precoz”.
 
Asimismo, proponen realizar campañas de sensibilización y formación para padres, tutores y educadores sobre los diversos riesgos, especialmente para los menores, en relación con las adicciones a los videojuegos. También, promover el fomento de actividades alternativas.
 
La iniciativa contempla también la obligación de que se indique expresamente en el etiquetado y la publicidad si los videojuegos llevan asociados micropagos.  Y se reclama que, en la clasificación por edades del Código del sistema Pan European Game Information (PEGI) se establezca expresamente que los videojuegos con micropagos asociados tengan clasificación para mayores de 18 años.
 
Con esta iniciativa, los socialistas se hacen eco de las advertencia de la Organización Mundial de la Salud, que recientemente ha incluido el trastorno del videojuego y el juego nocivo en el borrador de su Clasificación Internacional de Enfermedades como un trastorno por comportamiento adictivo.
 
En España –se señala en la iniciativa- aun cuando existe un déficit de conocimiento sobre la magnitud del problema, algunos estudios universitarios sobre el abuso de Internet han señalado una tasa de prevalencia entre el 3,7% y el 9,9%, así como que entre el 6,1% y el 8,2% de los adolescentes españoles podrían ser adictos a los videojuegos.