Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

El año pasado los beneficios del juego en internet amentaron hasta rozando los 20.000 millones de euros a nivel mundial. Esta cifra supone un incremento anual del 12,5% según los estudios de mercado realizados por la consultora H2 Gambling Capital, especializada en estudios estadísticos y económicos para empresas de juego.

Lo peor está aún por llegar puesto que las previsiones de ventas de esta consultora indican un crecimiento anual sostenido de un 7%.

Estos negocios están trasladando sedes a paraisos fiscales donde las legislaciones son totalmente permisivas y miran a otro lado en cuanto a las prácticas éticas de las empresas que allí operan.

ESCENARIOS DIVERSOS SEGÚN LA LEGISLACIÓN DE CADA PAÍS.

El mapa mundial de las apuestas por internet varía según el modo en el que los países han reaccionado ante este fenómeno. El mayor mercado regional es Europa, donde el Reino Unido, Francia e Italia, entre otros, han dado licencias a las casas de apuestas en línea, a veces rompiendo viejos monopolios pero sin reglas homogéneas en el continente.

En España, un proyecto de ley que pasó al Senado regula incluso el patrocinio de las casas de apuestas a equipos de fútbol y prevé que los clubes cobren por apuestas deportivas en la red. El segundo gran mercado regional es el asiático.

Pero si se mira la clasificación por países, Estados Unidos sigue en cabeza de la tabla pese a una ley de 2006 que prohibió la transferencia de fondos a sitios de apuestas en internet desde instituciones financieras.

Esta iniciativa legislativa nació de la alarma social provocada por el fácil acceso a un mercado de apuestas desde cualquier domicilio o cualquier dispositivo (teléfonos, tabletas, portátiles,etc...) tenga efectos perniciosos en los usuarios y sus familias.

No obstante, el mercado estadounidense continúa activo con empresas aún dispuestas a seguir invirtiendo en el mercado del juego online, a pesar de las actuaciones del FBI contra tres grandes sitios de internet: Pokerstars, Full tilt Poker y Absolute Poker.

Se estima que, cada año, diez millones de personas juegan ilegalmente al póquer en Estados Unidos. La prohibición "no está evitando que los jugadores estadounidenses apuesten", según relata la consultora autora del estudio.

Hoy en día el canal de internet sostiene aproximadamente el 8,5% del volumen total de juego en el mundo. Ahora bien es el que más rápido está creciendo y gana terreno día a día a rivales clásicos como las salas de juego.