Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

El departamento de Cristóbal Montoro se enfrenta con las comunidades autónomas, a las que trata de imponer un nuevo sistema de juego telemático de libre acceso en locales de hostelería.

El Ministerio de Hacienda pretende liberalizar la venta de loterías mediante la instalación de terminales de venta en bares y locales de hostelería, lo que ha provocado la reacción de la mayoría de las comunidades autónomas por dos motivos: el eventual riesgo de fomentar tendencias ludopáticas en algunos sectores de la población –especialmente los más jóvenes, por ser locales de libre acceso- y los intentos de invasión competencial, ya que, hasta ahora, el control de los locales de juego es una responsabilidad autonómica.

Concretamente, Hacienda quiere impulsar la instalación de terminales de venta del Servicio Estatal de Loterías en bares y otro tipo de establecimiento desde los que, entre otros productos, se venderían boletos de lotería rápida.

Su objetivo con este tipo de productos es aumentar los magros ingresos que ya le proporcionan las apuestas.

Leer más: Hacienda esta diseñando una lotería express con terminales de venta en bares y restaurantes

Los terapeutas avisan del "alto nivel de persistencia" del apostante compulsivo Los expertos reclaman una regulación del gran caudal publicitario de la modalidad.

Seguir con devota pasión un encuentro de la segunda división eslovena de voleibol o un partido de cricket de la liga paquistaní, cuando no se conoce a ningún jugador ni se tiene la menor noción de las reglas de juego. Hay aficionados ocasionales que esperan con frenesí la victoria de un equipo del que dentro de unos días pueden desear que encaje la mayor humillación deportiva. En el mundo de las apuestas, el fin siempre justifica los medios. O al menos eso es lo que piensa la creciente legión de seguidores de esta afición, que ha arrebatado al póquer el cetro de la disciplina hegemónica del juego ‘on line’ en España.

Casi la mitad del dinero invertido en el sector recreativo digital tuvo que ver en el 2015 con eventos deportivos (48,8%), frente al 20,8% del póquer, según los últimos datos divulgados por la Dirección General de Ordenación del Juego. Solo tres años atrás, este juego de cartas dominaba el sector, con un 42,7%, frente al 37% de las apuestas. Todo sucede al amparo de un ámbito, el del juego 'on line', "que crece al ritmo del 30% anual”, según Sacha Michaud, presidente de JDigital, que agrupa a más de 40 empresas del gremio. En España, casi dos de cada 10 euros que se dedican al juego, presencial y digital, acaban en las casas de apuestas. Una dinámica que inquieta a las autoridades sanitarias.

Leer más: Las apuestas deportivas desbancan al póquer en el juego 'on line' y encienden las alertas

Los juegos de azar han evolucionado, y también sus usuarios. Así lo confirma la Asociación Ludópatas Jiennenses en Rehabilitación. “Cada vez vienen más chiquillos, de entre catorce y quince años, que acceden directos al juego estando prohibido, tanto en salones como con aplicaciones a través de teléfonos móviles”, explica su presidente, Fernando Sánchez, que alerta del “fácil” acceso que tienen los jóvenes a las apuestas deportivas o similares con los modernos “smatphones”.

Leer más: Aumentan los menores enganchados al juego

Ante la aparición de "campañas muy agresivas para fomentar estos juegos de azar".

El PSOE ha registrado una iniciativa para limitar la publicidad de los juegos de azar y las apuestas en internet, como ya ocurre con el tabaco o el alcohol, para una mayor protección de los consumidores, especialmente de los jóvenes.

Leer más: Los socialistas quieren que se cambie la Ley de 2011 y se limite la publicidad del juego online

fuente: lavanguardia.com

La dependencia es similar a la de las drogas, pero en este caso no hay metadonas

Se las conoce como adicciones conductuales. No hay una sustancia concreta a la que engancharse, como ocurre con las drogas, pero sí se produce en la persona una dependencia similar a las provocada por la ingesta de estupefacientes. La adicción conductual se ha hecho más visible en una sociedad rendida al uso de las nuevas tecnologías, donde la adicción al juego ha encontrado un nuevo filón. El ordenador o los teléfonos inteligentes son la herramienta, como lo es la jeringuilla para el adicto a la heroína o el bar para el alcohólico. Así que el origen del problema de estas adicciones modernas provocadas por las nuevas tecnologías no está en esos aparatos que nos hacen la vida más fácil, sino en el contenido que corre por ellos o las infinitas posibilidades que nos ofrece la red. Así lo afirma Ignacio Busarte, psiquiatra y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD)

La adicción conductual es la percha elegida para los debates y ponencias del I Congreso Mundial de la World Association of Dual, que bajo el paraguas de la SEPD se celebra estos días en Madrid. Y el juego patológico cobra en estas jornadas un protagonismo especial. ¿Por qué? Responde Ignacio Busarte: “El juego patológico está incluido en la clasificación de adicciones por las evidencias neurocientíficas que permiten equipararlo a la adicción de cualquier sustancia. Y esa adicción es entre dos y cuatro veces más frecuente entre jóvenes de edades comprendidas entre los doce y diecisiete años que en adultos”. Otra advertencia lanzada por Busarte: “Entre el diez y el catorce por ciento de esos adolescentes corren el riesgo de desarrollar una adicción al juego en la vida adulta”.

Leer más: La adicción al juego va ligada a otros trastornos y se dispara entre los jóvenes