Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

  • 12.000 andaluces se han apuntado a un registro de Consumo que les prohíbe entrar en webs de apuestas y similares

  • La Junta cuenta con uno similar desde 1987 que impide la entrada a locales de juegos de azar

Cuando un fumador lo deja suele anunciarlo. “Este es el último paquete que me fumo”. Esa misma semana, cuando toma café antes de subir a la oficina, ve a su compañero encenderse un cigarrillo y recuerda que era algo que solían compatir. Hace sólo unos días que se fumó ese paquete que iba a ser el último, pero no puede evitarlo y le pide uno. “No te lo doy”, contesta. Pero después de mucha tabarra, el compañero cede y le presta un cigarrillo que sabe que no vendrá de vuelta. Puede que al final de la semana el protagonista de este relato hipotético vuelva al estanco a por un paquete y ahí ya nadie le prohibirá que compre una cajetilla de su marca preferida de tabaco. Si en vez de un fumador, la historia fuera sobre una persona con problemas de adicción con el juego de azar, podría incluirse en un registro público que le impida entrar en un casino e, incluso, conectarse a una página web de apuestas deportivas para meterle diez euros a la victoria de su equipo preferido.

Leer más: Veto voluntario al juego

Se dobla la tasa de jugadores 'online' en los últimos años y los expertos alertan de riesgos sociales. Aunque la adicción es un trastorno causado por variantes individuales, la exposición al juego aumenta y pone en riesgo sobre todo a varones adolescentes, cada vez más vulnerables.

Una familia rota llora ante la prensa. Unos padres piden a Alonso Mejías Flores, su hijo, que vuelva a casa. El joven de 20 años llevaba desaparecido 7 días, apareció días después. Lo único que se sabía de Alonso era que había realizado una transferencia de la cuenta de su madre a la suya. Hace un año que confesó sus problemas con el juego. Esta escena que tenía lugar en Algodonales (Cádiz), podría ocurrir en cualquier barrio de España.

La adicción al juego no para de crecer. El uso compulsivo de internet afecta ya al 3,7% de la población española entre 15 y 64 años, es decir, a más de 1.100.000 de personas. Y esto se refleja en el incremento del juego. Aunque la mayoría de jugadores gasta su dinero de forma presencial (63%), el juego online se ha doblado en los últimos años (6,7% de la población) y es el origen de los mayores problemas y trastornos adictivos.

"Cuando juegas eres una persona y cuando dejas de jugar eres otra distinta. No es solo que el juego te quite el dinero; el juego te quita la libertad, la dignidad y las ganas de vivir". Alejandro, de 23 años y ludópata desde los 16, cuenta su travesía para apartarse de la adicción. "Lo único bueno que trae el juego es la rehabilitación, si no, fácilmente habría acabado en la cárcel o con un tiro en la cabeza por las deudas".

La ruleta de la (in)fortuna

El juego nos rodea con nuevas fórmulas que evolucionan mucho más rápido que la manera de prevenirlo. En julio de 2019, según el Censo de Locales del Ayuntamiento de Madrid, la capital cuenta con 400 establecimientos para jugar, como denuncian plataformas sociales y vecinales contra el juego. La Comunidad de Madrid, Galicia, Euskadi y el litoral mediterráneo concentran la mayor densidad de casas de juego.

Leer más: El juego te quita la libertad, la dignidad y las ganas de vivir": la ludopatía acecha a los jóvenes

A comienzos de este 2020, el ministro de Consumo de España, Alberto Garzón, abordaba la cuestión de las loot boxes en el territorio nacional. En unas primeras declaraciones, aseguraba que "tenemos que explorar cuál es la realidad en este momento", ya que la intención del gobierno es limitar su actividad.

Ahora, nuestros compañeros de Xataka, han realizado una entrevista profunda al ministro, abordando diversos temas como el juego online, el futuro de las telecomunicaciones o las propias loot boxes.

La premisa de Alberto Garzón al respecto es sencilla: "vamos a regularlas (las loot boxes) con un objetivo, que es proteger al menor". Esta declaración es el mantra principal en el que se apoya el ministerio de Consumo para defender su posición, ya que "los menores de edad (...) es un sector que normalmente se considera vulnerable porque aún está en formación su propia identidad".

EN VIDA EXTRA

Anticipación, estímulos y adicción. La psicología detrás de las loot boxes

Según el ministro, este tipo de elementos dentro de los videojuegos "induce a unos esquemas mentales en los que se normaliza ese tipo de consumo, y, por lo tanto, estás normalizando en el fondo también las tragaperras fuera del videojuego. Está muy demostrado que tiene unas consecuencias psicológicas, físicas y económicas muy importantes".

Además, asegura que "si estás en un ámbito competitivo en el que puedes ganar premios por 10, 15 o 20 euros y esto puede significar cierto reconocimiento social en tu entorno, eso te está induciendo a un consumo compulsivo".

Conversación con las desarrolladoras y el ejemplo de Bélgica

Como no podía ser de otra forma, los agentes más importantes de la industria en España estarán involucrados en el proceso. AEVI (Asociación Española de Videojuegos) está en contacto con el Ministerio de Consumo, así como las desarrolladoras independientes. "Son los grandes modelos los que quizás, en una dinámica por evitar la piratería que existía hace diez años, están introduciendo un nuevo modelo de negocio para ganar dinero por otras vías. Es perfectamente legítimo, pero, en este caso, hacemos referencia a un punto negro de ese modelo".

Leer más: Garzón: "Queremos que los videojuegos sean rentables, pero siempre preservando la salud pública"

El enorme potencial de las tecnologías de la comunicación y del ocio requiere educar a los menores para un uso razonable que aminore sus posibles riesgos de adicción, un consejo de los expertos muy propicio en un momento en que ya se ha iniciado "la fiebre" por los regalos de Navidad.

Así lo ha expuesto a Efe el psicólogo general sanitario y coordinador de la Asociación Alicantina de Afectados por la Ludopatía y otras adicciones 'Vida Libre', Antonio Castaños, quien ha afirmado que tanto el juego de apuesta como los videojuegos, en especial los multijugador "online", son incluidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre las conductas adictivas.

"Por otra parte, los contenidos de algunos de ellos son contrarios a la ética más elemental, pues contienen violencia extrema, consumo de drogas y sexo explícito, entre otras lindezas", ha asegurado este experto en adicciones.

Ha señalado que un invento algo más reciente es el que vincula las apuestas con los videojuegos, ya que algunos de estos incluyen casinos en los que se apuesta dinero real o virtual.

Leer más: Evitar que la alegría de regalar un móvil a un hijo se convierta en disgusto

fuente: elespanol.com

La hija de 'El Zamorano', estaba colegiada desde 2009 y ofrecía los servicios profesionales de su bufete en páginas de internet especializadas.

Siempre seguían el mismo modus operandi. Contactaban con un extranjero sin papeles, le pedían 8.000 euros y convencían a un ciudadano español, de origen marginal y con deudas de juego, a cambio de una comisión para que se casase con el primero y consiguiese regularizar su situación en España. Para conseguir a los testigos del enlace hacían lo mismo, los convencían a golpe de talonario e incluso en ocasiones eran familia de los propios contrayentes. Así, durante más de diez años, es como un falso abogado, al que todos conocen como El Zamorano y su hija, Vanesa, han logrado hacer caja nacionalizando ilegalmente a 140 extranjeros.

El ahora detenido era un habitual del Registro Civil y de la Oficina de Extranjería de Granada. Era un señor septuagenario, muy educado, que lucía traje, maletín y un discurso ágil presentándose ante todos como abogado. “Hablaba con nosotros como un compañero más”, corrobora una letrada que conoció a El Zamorano. Solo un detalle en la forma de actuar de este criminal despertó las sospechas entre la abogacía: “Nunca iba a actuaciones judiciales, solo a cuestiones administrativas para las que no se exige colegiación”.

Tal cuestión provocó que diversos abogados comenzasen a sospechar del posible intrusismo profesional que estaba desarrollando este criminal y la Policía Nacional comenzó a indagar sobre la actividad laboral de El Zamorano, de 76 años. “Es un hombre encantador, con mucha formación, yo pensaba que era gestor de trámites de Extranjería”, confiesa con asombro otro letrado del Colegio de Abogados de Granada. Las pesquisas policiales concluyeron en septiembre con su arresto por ejercer como falso letrado y haber regularizado ilegalmente la situación de más de un centener de extranjeros mediante matrimonios o parejas de hecho de conveniencia.

En aquel momento, la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales arrestó también a una dominicana, de 52 años, y un español, de 60 años, con antecedentes policiales, que protagonizaron una boda civil ficticia en diciembre de 2019. Además, la UCRIF detuvo a los testigos de aquel enlace: un español con antecedentes que encima era sobrino del contrayente y una dominicana que era hermana de la mujer que se desposó. Todo quedaba en familia.

Leer más: Detenida una abogada de Granada que buscaba ludópatas para casarlos con 'sinpapeles'

Hace 10 años, el perfil del jugador era varón de 45 años, hoy tiene entre 25 y 35 años

Más de 700.000 personas en España tiene un trastorno por juego patológico. Y de ellos, “entre el 30 y el 40% de los adultos empezó a jugar y apostar siendo menor de edad”, explica Ángela Ibáñez, jefa de Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Ramón y Cajal, y responsable de la Unidad de Ludopatía, pionera en España, durante las XLVII Jornadas Nacionales de Socidrogalcohol. El 40% tiene problemas con el juego online como modalidad única o asociada al juego presencial. Las apuestas deportivas son el principal problema en al menos la tercera parte de los pacientes, siendo la causa más frecuente en la modalidad de juego online, precisa la Dra Ibáñez.

Leer más: Hasta el 40% de los adultos con problemas de ludopatía empezó a jugar siendo menor de edad