Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

fuente: abc.es

Se abre una puerta legal para su cierre temporal

Antes de que el Covid-19 hiciera saltar por los aires la normalidad conocida hasta el momento y reordenara las prioridades básicas, las protestas contra las casas de apuestas y la preocupación por su posible influencia en los jóvenes eran una constante en Madrid. Fruto de aquella preocupación vecinal, tanto la Comunidad como el Ayuntamiento de la capital iniciaron una campaña de inspecciones, cada uno en el ámbito de sus competencias. A pesar de la pandemia, la Agencia de Actividades municipal (ADA) continuó con la labor de vigilancia que en esta primera etapa se ha saldado con la detección de deficiencias urbanísticas en el 70 por ciento de los casos, según el informe del Área de Desarrollo Urbano.

Los vecinos del número 65 de la avenida Carlos Haya de Málaga están en pie de guerra desde que hace unos meses tuvieron conocimiento de que en los bajos se quería abrir una casa de apuestas. “No queremos algo así en el barrio, esta es una zona de paso de estudiantes y gente mayor, desde el primer momento entendimos que su ubicación aquí era intencionada”, explica Desirée Barberá, una de las inquilinas del bloque, que está a 300 metros del Hospital Universitario Carlos Haya, a 40 metros de la Ciudad Deportiva Carranque y que tiene en un radio de menos de 700 metros varios centros educativos. Al final de esa calle, a unos 150 metros, hay otro local de juego. Su distrito, Cruz del Humilladero, es el segundo de la ciudad con más establecimientos de este tipo: 18.

La oposición de los vecinos, respaldada por la Plataforma contra las Casas de Apuestas de Málaga, podría prosperar sin necesidad de más movilizaciones, ya que el Ayuntamiento (PP) iniciará este viernes la modificación de su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para establecer una distancia de 500 metros entre las casas de apuestas y zonas de afluencia familiar, como centros educativos o deportivos, y suspenderá la concesión de nuevas licencias mientras dure la tramitación, que se calcula de un año. “Es una decisión que se adoptó por unanimidad del pleno y que creemos que entra dentro de nuestras competencias porque no estamos limitando la actividad, sino la instalación”, explica el concejal de Urbanismo malagueño, Raúl López Maldonado.

Leer más: Parches locales en la jungla legal de las casas de apuestas

Hablamos con un joven que ha dejado atrás su ludopatía y ahora es voluntario en una asociación: "Salía del salón de juegos, me sentaba en un escalón y me quedaba allí horas, sin hacer nada, porque no sabías qué había pasado"

Daniel (nombre ficticio) lo llegó a ver todo oscuro cuando se suponía que estaba en la mejor etapa de su vida. Con apenas la veintena era víctima de algo que nadie le explicó que le podía suceder. El juego lo era todo. Poker online, ruleta o apuestas deportivas copaban sus días. Trabajaba, exclusivamente, para gastarlo en eso. Por suerte ha rehecho su vida y mira al futuro con optimismo y, además, de forma generosa porque ayuda a otros jóvenes a tratar de salir de ese mundo en una asociación de jugadores en rehabilitación. Las administraciones están enfrascadas en los tribunales o en los despachos para tratar de definir cómo poner coto al aumento de los estímulos al juego en nuestra sociedad, al "¡apuesta, apuesta, apuesta!" o a la proliferación de casas de apuestas en plena ciudad. De hecho, Sevilla acaba de paralizar su limitación a ese tipo de establecimientos ante las amenazas de la Junta. Daniel, que sabe bien de lo que habla, ofrece un duro testimonio y avisa: "Tenemos ahora mismo una bomba en las manos y nosotros decidimos si la queremos pagar o la queremos explotar. Por lo que veo, lo único que se quiere es explotar. Y, cuando explote, nadie se hará responsable".

fuente: elconfidencial.com

Los ayuntamientos plantean cambiar sus normativas urbanísticas para impedir que los locales de azar se sitúen cerca de colegios, parques y zonas deportivas

No son zonas pudientes, hay una gran población y abunda la clase trabajadora. Los tres distritos de Málaga capital que concentran el 70% de las casas de apuestas son Carretera de Cádiz, Cruz del Humilladero y Bailén/Miraflores. Hay 79 locales en la ciudad. Los menores entran primero por curiosidad, luego por el morbo; se enganchan, ganan dinero, pierden muchísimo más, se endeudan… y sufren problemas de todo tipo. El Ayuntamiento malagueño, como el de Sevilla o Cádiz y otras ciudades españolas, quiere parar esta sangría social que destroza vidas.

¿Y cómo hacerlo? Prohibiendo este tipo de negocios a menos de 500 metros de colegios, institutos, parques y jardines y zonas deportivas. Lo que hay que hacer es cambiar el PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) y ahí aparece la guerra de competencias, ya que cualquier modificación de esta ‘Biblia’ de la normativa de cada municipio solo puede ser aprobada por el Gobierno autonómico, que también tiene las competencias en materia de juego.

La Consejería de Hacienda del Gobierno regional ha dejado muy claro que por ahora no respalda esta iniciativa de los municipios andaluces hasta que no salga adelante un decreto en el que se compromete a modificar el reglamento de establecimientos de juego. En 2017, cuando gobernaba el Ejecutivo socialista de Susana Díaz, la Junta autorizó las apuestas deportivas en los salones de juego.

La Plataforma Málaga Contra las Casas de Apuestas y la Asociación Malagueña de Jugadores de Azar En Rehabilitación (Amalajer) fueron las principales impulsoras para que el Ayuntamiento de Málaga aprobara el 29 de octubre (Día Internacional de los Juegos sin azar) dar inicio a los trámites para la nueva normativa. La propuesta salió adelante con el voto favorable de todos los grupos. Este viernes se ha aprobado en la Junta de Gobierno local.

Leer más: Aquí no queremos casa de apuestas: Málaga se suma a la rebelión antiludópata

 
fuente: elconfidencial.com

Apps, cursos e influencers buscan el pastel

"Estos no son más que casas de apuestas". Los culpables del desmadre del 'trading' 'online'

La inversión en mercados se ha convertido en el último objeto de deseo de internet, el espacio del 'dinero fácil'. Así calientan algunos este nuevo 'El Dorado', y se benefician de ello

José Mourinho, entrenador actual del Tottenham Hotspur y ex del Real Madrid, aparece en una rueda de prensa y, de repente, mira a cámara. Su discurso se dirige al espectador y las imágenes del 'manager' portugués se intercalan con las de gente mirando su móvil, viendo resultados en verde y rojo al instante y todo aliñado con un hilo musical de excitación. "¿Quieres ser como yo? Puedes, cuando inviertes con XTB", termina el vídeo (en su versión en inglés). Comparándolo con otros anuncios similares, cualquiera podría pensar que se trata de otra casa de apuestas 'online' que aprovecha una figura del deporte para llamar la atención sobre su plataforma, pero no, se trata de la última publicidad de uno de los 'brokers' online más grandes de Europa y Latinoamérica. Y no es la única plataforma de este sector con una estrategia similar.

La tendencia global que está llevando a millones de personas a interesarse por la inversión en mercados y el llamado 'trading' online, sobre todo desde la llegada del covid, está beneficiando a múltiples actores, como bancos o los propios 'traders' profesionales, y 'democratizando' buena parte de un sector que se creía 'exclusivo', pero hay algunos con más ganas de aprovecharse de esto que otros. En ese primer grupo tenemos todo un enjambre de plataformas o 'apps', cursos e 'influencers' que se retroalimentan, llevan años apostando por este crecimiento y surfean la ola, aunque no sin polémica. Con estrategias de marketing y promoción que incluso han encendido las alarmas de los reguladores.

Igual que XTB, puede que te suenen también otros como Trading212, Etoro, Plus500 o Easymarkets, pues sus publicidades llenan redes e incluso son patrocinadores oficiales de equipos de fútbol o tenistas de primer nivel. Todos ellos son brokers 'online' totalmente legales bajo normativa europea, pero además comparten otros parecidos: son 'apps' sencillas e intuitivas, están en pleno crecimiento y sus prácticas ya irritan a inversores, abogados y reguladores. Siguiendo el conocido caso de Robinhood, su éxito se ha disparado en este último año y los datos así lo corroboran: Plus500 aumentó su número de usuarios en un 339% en los primeros meses de 2020 y acaba de anunciar resultados de 2020 con un 146% más de ingresos que en 2019, XTB subió en usuarios un 229% y al 427% llegó EToro. Pero, ¿por qué se pone tanto cuidado en ellos? Además de la publicidad, hay otros puntos que hacen levantar las sospechas.

Igor Begonte, asesor fiscal y financiero de en LABE Abogados lo conoce bien. Además de ser experto en finanzas, su despacho lleva casos de usuarios que han perdido decenas de miles de euros con plataformas similares. "Obviamente no son todos iguales, algunos como EToro o Plus500 son serios y ofrecen seguridad y acciones al contado o inversiones en ETF, pero igualmente todos ellos coquetean con varios puntos peligrosos. Están centrados en los CFD (contratos por diferencia), un producto financiero complejo que en tu banco seguramente no te permitirían adquirir sin ser un inversor veterano, juegan con altos apalancamientos prestando dinero a novatos, tiran mucho de Forex, criptomonedas o materias primas que son mercados que fomentan mucho al 'trading' intradía y encima en muchos casos ni siquiera salen al mercado", comenta Begonte en conversación con Teknautas.

Leer más: Las nuevas app de bolsa online son nuevas casas de apuestas