Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

TV

“El problema de esto, yo tengo miedo que se le trate como una ludopatía. Pero es que no tiene nada que ver con eso, tiene que ver con la falta de alternativas de ocio que tenemos los jóvenes que somos de un barrio normal”, comenzó Adán.

“Al final, cuando entras a una casa de apuestas, no sólo vas a jugar a la ruleta o vas a hacer una apuesta deportiva. Te van a poner el partido del Madrid, que es de pago, lo vas a poder ver gratis, te van a poner una cerveza a 50 céntimos, te van a invitar a un café y te van a dar las condiciones para que tú estés cómodo y apuestes tranquilamente”, explicó.

“Los grupos políticos y la sociedad tienen que ir en el camino de echarlas de los barrios y regularlas hasta el punto de que se acaben teniendo que ir”, indicó el joven.

Adán también lamentó que los futbolistas lleven en las camisetas publicidad de casas de apuestas. “Si lo hace un referente mío, por qué va a estar penalizado”, reflexionó.