Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

fuente: eldiario.es. autor:

La reforma fiscal que el Gobierno de PP y Ciudadanos en Andalucía tiene previsto aprobar antes de que termine el año contiene una revisión específica de los tributos sobre el juego que incorpora "medidas que mejoren la situación de las empresas explotadoras" y que supondrá una perdida recaudatoria derivada de la bajada de tipos ascendente a cinco millones de euros. A cambio, "el mantenimiento de un sector empresarial fuertemente azotado por la crisis de la Covid". Durante todo el año 2020, la Junta ha ido aprobando bonificaciones a la denominada tasa fiscal sobre los juegos de suerte, envite o azar, relativa a máquinas recreativas y de azar, la última hace apenas unas semanas. La próxima reducción de los tipos de gravamen y el aplazamiento del plazo para el pago de cuotas, entre otras muchas cuestiones, es la "gota que colma el vaso" para las asociaciones de jugadores de azar en rehabilitación. Según Francisco Abad, presidente de la federación que las aglutina (FAJER), es algo "indignante" porque "el juego genera de forma gratuita un daño a la sociedad que habría que tratar de minimizar, no de beneficiar".

El Gobierno andaluz diseña una bajada de impuestos para captar rentas altas que apenas reduce un 2% su recaudación real

Como ya informó este periódico, la proposición de ley registrada este martes en el Parlamento a dos bandas -PP y Cs firman un texto y PP y Vox firman el mismo, pero por separado- nace de la negociación y el pacto previo de las tres formaciones de derechas que sostienen al Ejecutivo de Moreno Bonilla. Y tiene dos patas: por un lado, la bajada progresiva de los impuestos autonómicos: IRPF, Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y las tasas al juego para casinos, bingos y casas de apuestas, y al Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte.

 

El planteamiento de la Junta en lo que respecta a los tipos de gravamen en la tasa fiscal sobre el juego en concreto es reducir los tipos aplicables de la tarifa de casinos. El tipo del bingo se fija en el 15% (actualmente es del 20%) "eliminando los requisitos de mantenimiento del empleo", y también se reducen las cuotas de las máquinas tipo B (recretivas con premio), a las que se aplicará una cuota trimestral de 900 euros (actualmente, 925 euros) y C (azar), donde se aplicará una cuota trimestral de 1.300 euros (actualmente, 1.325 euros).

"Mayor facilidad"

La Junta, en el documento, también alude al plazo de pago de las cuotas, donde introduce "una modificación de importante calado" ya que "se retrasa el pago a los 20 días naturales siguientes al trimestre vencido". "Tal medida se adopta tanto por razones de simplificación administrativa como, sobre todo, por mayor facilidad para el cumplimiento de obligaciones tributarias por parte de los contribuyentes", explica la Proposición de Ley. Por su parte, las rifas y tómbolas de carácter benéfico "no tendrán que pagar tasas si el valor de los premios no supera los 5.000 euros". En la legislación vigente, esta exención se aplica cuando el valor total de los premios ofrecidos no exceda de 3.000 euros. En cuanto al tipo general, también se reduce al 15%.

Las apuestas tributarán de igual forma que hasta ahora: el tipo de gravamen será, con carácter general, el 10% sobre las cantidades que los jugadores dediquen a su participación en el juego, descontada la cantidad destinada a premios, mientras que En las apuestas que se celebren con ocasión de carreras de caballos en hipódromos, el tipo será del 3% sobre las cantidades que los jugadores dediquen a su participación en el juego. En combinaciones aleatorias, el tipo de gravamen aplicable será del 15% del valor total de los premios ofrecidos (actualmente, del 12%).

En líneas generales, respecto al impacto recaudatorio y beneficiarios estimados, la Junta prevé que "la teórica perdida recaudatoria derivada de la bajada de tipos, y por ende, de la presión fiscal normativa, se verá compensada con el mantenimiento de un sector empresarial fuertemente azotado por la Crisis del COVID", una cuestión que "ejercerá como estímulo necesario para mantener la actividad empresarial y así tratar de evitar el importante cierre de algunos establecimientos como es el caso de bingos, siendo por tanto una medida que pretende mantener la actividad y el empleo generado por las actividades lúdicas de juego". La previsión de la Junta es que afecte a más de 850 empresas y "tendrá impacto directo en la ayuda de la hostelería". "El coste de la pérdida de recaudación por la bajada normativa de tipos será de 5 millones, compensada por el mantenimiento de la actividad", resumen.

Recorte presupuestario contra las adicciones

Desde la Federación Andaluza de Asociaciones de Jugadores de Azar en Rehabilitación (FAJER), Francisco Abad informa a este periódico que tienen solicitada un encuentro con el director general de Tributos, Financiación, Relaciones Financieras con las Corporaciones locales y Juego para manifestarle su "malestar" por estas cuestiones y porque entienden que "no se está haciendo casi nada con el compromiso de prevención" de la ludopatía al que llegaron, con un vídeo, difundido el pasado diciembre, donde "no se ofrece un número de teléfono donde se puedan dirigir las personas que tienen ese problema y que cada vez es más joven". "La campaña la hicieron por su cuenta y sin contar con nadie", denuncia.

Abad también alude a una Proposición de Ley para defender a la juventud de la ludopatía llevada al Parlamento por Adelante Andalucía. "Otros pagamos nuestros impuestos y aquí cada vez hay más facilidades para que la gente se enganche", comenta. "Esto tiene un coste para la sociedad, no solo para la persona que lo sufre sino para el entorno familiar, con tratamientos farmacológicos y psiquiátricos muy fuertes porque hay chavales que se endeudan de una forma brutal. El presidente de FAJER también se refiere a las facilidades para la adquisición de créditos en las plataformas de juego que "generan muchos intereses y mucha ansiedad" en las familias, con "muchos jóvenes incapaces de afrontar las pérdidas". "Tenemos una bomba en las manos y, cuando explote, nadie se hará responsable", dijo a este periódico un joven testimonio que pasó por el juego y que ahora cumplimenta su rehabilitación. El representante de la federación se refiere además al "recorte en los presupuestos" para la lucha contra las adicciones, como ya se hizo eco este medio mientras que "aún no sabemos nada de las convocatorias de este año, con muchos empleos en el aire y la incertidumbre de siempre".

La Junta oficializa un descenso del 42% en el año 2020

Por otra parte, y como todos los años, la Junta de Andalucía acaba de hacer públicos los datos contenidos en su estadística del juego privado. Según ha informado en su web la Asociación Española de Empresarios de Salones de Juego y Recreativos (ANESAR), en el infome "se pone de manifiesto un descenso de la actividad general del año 2020 con respecto al 2019 de un 42%, que en el caso de las máquinas de tipo B supera el 45%". "El parque de máquinas de tipo ha descendido en este periodo en casi 2.400 máquinas", indica el portal.

A juicio de la patronal, y como "conclusión más importante", es que el propio informe señala que "se ha producido una reducción de más del 42% en el volumen total de juego como consecuencia de la situación ocasionada por la pandemia del coronavirus (COVID-19). Además de los dos meses de cierre obligados por el estado de alarma hay que tener en cuenta los límites horarios de apertura y cierre así como las reducciones de aforo de los establecimientos que dictaba la normativa y que ha determinado, en el juego presencial de Andalucía, un fuerte descenso en los resultados económicos de las empresas de juego en este año".

Según concluye ANESAR, en lo que se refiere al juego presencial privado "queda demostrado con estos datos la profunda crisis que soporta nuestro sector y que en el caso de Andalucía se ha visto reconocido también por la adopción de bonificaciones fiscales para las empresas"

El Parlamento de Andalucía aprueba la cuarta bonificación de la tasa fiscal sobre juegos de suerte, envite o azar, relativa a máquinas recreativas y de azar, en esta ocasión al 75%

La tasa fiscal sobre los juegos de suerte, envite o azar, relativa a máquinas recreativas y de azar ha cumplido un año de bonificaciones por parte de la Junta de Andalucía. Cuatro trimestres completos de una tasa, exigible trimestralmente a bares y salones de juego que disponen de estas máquinas 'tragaperras', que se devengan los días 1 de enero, 1 de abril, 1 de julio y 1 de octubre de cada año, y que la administración andaluza ha ido bonificando durante este año de pandemia para, según argumenta, "impulsar a un sector especialmente afectado por la crisis de la Covid-19 como es la hostelería y contribuir al mantenimiento de la actividad económica y especialmente del empleo vinculado".

El Gobierno andaluz dio luz verde hace unas semanas a la bonificación al 75% de la mencionada tasa fiscal, aplicable en este caso al segundo trimestre de 2021, devengada el 1 de abril. En marzo de 2020 bonificaron la tasa al 50%, en junio al 100%, en noviembre al 50% y ahora, como ha convalidado el Parlamento de Andalucía este miércoles, al 75%. Se trata de una de las medidas "con carácter urgente y extraordinario" contenidas en Decreto-ley 4/2021, de 23 de marzo, y que ha contado en el Parlamento con el apoyo por PP, Ciudadanos y Vox, y la abstención de PSOE y Adelante Andalucía.

Leer más: La Junta de Andalucía bonifica por cuarta vez en un año a bares y salones de juego para máquinas...

 

A LA MESA DEL PARLAMENTO DE ANDALUCÍA

 

Nacho Molina Arroyo, diputado, junto a los diputados y diputadas Teresa Rodríguez-Rubio Vázquez, Ángela Aguilera Clavijo, José Ignacio García Sánchez, Ana Villaverde Valenciano, Diego Crespo García, María Gracia González, Luz Marina Dorado Balmón, Vanessa García Casaucau, María del Carmen García Bueno y Maribel Mora Grande, abajo firmantes, conforme lo dispuesto en los artículos 123 y siguientes del Reglamento de la Cámara, presenta la siguiente

 

PROPOSICIÓN DE LEY

 

PROPOSICIÓN DE LEY PARA LA DEFENSA DE LA INFANCIA Y LA JUVENTUD ANTE LA ADICCION A LOS JUEGOS Y EL RIESGO DE LUDOPATIA TEMPRANA.

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

 

I

 

 

 

El Estatuto de Autonomía de Andalucía reconoce en el art 9 de su Título Preliminar que “todas las personas en Andalucía gozan como mínimo de los derechos reconocidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos y demás instrumentos europeos e internacionales de protección de los mismos ratificados por España, en particular en los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos y de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales y en la Carta Social Europea”.

 

Leer más: Proposición de Ley en Andalucía para defender a la juventud de la ludopatía

El Ayuntamiento de Algeciras aprobó en 2019 limitar la proliferación de estos locales y alejarlos de los centros infantiles y juveniles

Una oyente lamentaba en el programa la situación de una serie de locales en la Avda. Gesto por la Paz dedicados al juego y las apuestas. Estos establecimientos, un total de tres se encuentran a escasos metros unos de otros  frente a dos institutos el de El Saladillo y el de García Lorca. La oyente entiende que esto no es lo reglamentado y que estos locales deberían estar más alejados de la población estudiantil y especialmente de las zonas más deprimidas.

Daniel Moreno, portavoz socialista en el consistorio, ha recordado que "en 2019 presentamos una moción al Pleno municipal para frenar este problema y obtuvimos un compromiso unánime para trabajar en ello. Sin embargo, aún no se ha dado ningún paso para modificar el PGOU, ni cumplir ninguno de los puntos aprobados. Además hace unos días conocíamos que un nuevo local de apuestas tiene licencia para abrir en la avenida Gesto por la Paz, la barriada del Saladillo, una de las más azotadas por estos negocios".

En esta moción, a la que aludía Moreno, se limitaba la distancia entre las casas de apuestas y los centros juveniles e infantiles. "Sin embargo, el equipo del PP, una vez más, hace caso omiso de lo aprobado en pleno y permite la creación de un nuevo local de juegos frente a un instituto".

Leer más: Cada vez más Ayuntamientos decretan medidas para proteger a su juventud. Prohiben salones de...

fuente: abc.es

Se abre una puerta legal para su cierre temporal

Antes de que el Covid-19 hiciera saltar por los aires la normalidad conocida hasta el momento y reordenara las prioridades básicas, las protestas contra las casas de apuestas y la preocupación por su posible influencia en los jóvenes eran una constante en Madrid. Fruto de aquella preocupación vecinal, tanto la Comunidad como el Ayuntamiento de la capital iniciaron una campaña de inspecciones, cada uno en el ámbito de sus competencias. A pesar de la pandemia, la Agencia de Actividades municipal (ADA) continuó con la labor de vigilancia que en esta primera etapa se ha saldado con la detección de deficiencias urbanísticas en el 70 por ciento de los casos, según el informe del Área de Desarrollo Urbano.

Los vecinos del número 65 de la avenida Carlos Haya de Málaga están en pie de guerra desde que hace unos meses tuvieron conocimiento de que en los bajos se quería abrir una casa de apuestas. “No queremos algo así en el barrio, esta es una zona de paso de estudiantes y gente mayor, desde el primer momento entendimos que su ubicación aquí era intencionada”, explica Desirée Barberá, una de las inquilinas del bloque, que está a 300 metros del Hospital Universitario Carlos Haya, a 40 metros de la Ciudad Deportiva Carranque y que tiene en un radio de menos de 700 metros varios centros educativos. Al final de esa calle, a unos 150 metros, hay otro local de juego. Su distrito, Cruz del Humilladero, es el segundo de la ciudad con más establecimientos de este tipo: 18.

La oposición de los vecinos, respaldada por la Plataforma contra las Casas de Apuestas de Málaga, podría prosperar sin necesidad de más movilizaciones, ya que el Ayuntamiento (PP) iniciará este viernes la modificación de su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para establecer una distancia de 500 metros entre las casas de apuestas y zonas de afluencia familiar, como centros educativos o deportivos, y suspenderá la concesión de nuevas licencias mientras dure la tramitación, que se calcula de un año. “Es una decisión que se adoptó por unanimidad del pleno y que creemos que entra dentro de nuestras competencias porque no estamos limitando la actividad, sino la instalación”, explica el concejal de Urbanismo malagueño, Raúl López Maldonado.

Leer más: Parches locales en la jungla legal de las casas de apuestas