Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

Las nuevas tecnologías aceleran la posibilidad de caer en la ludopatía, aseguran los participantes en el encuentro nacional

Hay un móvil que echa humo –y del que salen una ruleta, unos dados, un bombo de la lotería– con el que se presenta el congreso nacional de la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fejar) que este fin de semana reúne a más de trescientas personas en la Feria de Valladolid.

–¿Y por qué un móvil?

–Porque ya no se necesita nada más para apostar. Se puede jugar en cualquier momento, a cualquier hora del día, sin necesidad de salir de casa, sin apenas control ni regulación.

Como si llevaras la tragaperras metida en el bolsillo.

«Son nuevos modelos de juego, pero la misma forma de perder», explica Máximo Gutiérrez, presidente de Fejar, quien alerta de que esta no tan nueva vía de las apuestas ‘on-line’ cada vez atrapa a más jóvenes. El perfil del ludópata, del adicto al juego, se ha rejuvenecido de forma significativa en los últimos años.

Lo explica con cifras Ángel Aranzana, presidente de Ajupareva, la asociación de jugadores rehabilitados de Valladolid. El colectivo, con 27 años de historia y que en la actualidad atiende a cerca de 200 familias, ofrece terapias, tratamiento y acompañamiento cada vez a más jóvenes. La media de edad ya se sitúa por debajo de los 45 años. Yhay 32 personas, de entre 18 y 25 años, que reciben ayuda especial, con un grupo específico en Valladolid.

La mayoría de ellas ha llegado hasta aquí después de caer en las redes del póker cibernético, de los envites deportivos por Internet, de esas casas de apuestas que aprovechan la imagen de grandes deportistas para invitar a dejarse unos euros a un golpe de clic. ¿Quién ganará el partido? ¿Quién meterá el primer gol? «El apostante quiere demostrar lo mucho que sabe de deporte y está incluso dispuesto a apostar dinero para demostrarlo». ¿El problema? «Que el 96% de los que apuestan pierden dinero... y si ganan, son cantidades ridículas».

Un informe de la Dirección General de Ordenación del Juego (dependiente del Ministerio de Hacienda) certifica que el apostante ‘on-line’ pierde (¡pierde!) una media de 293 euros anuales. Que el saldo de los jugadores jóvenes es de 99 euros negativos. Que solo uno de cada cinco apostantes consigue algo de dinero (la mayoría, cantidades por debajo de los 100 euros al año).

Leer más: Las nuevas tecnologías aceleran la posibilidad de caer en la ludopatía

Valladolid, 28 sep (EFE).- La Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) ha alertado hoy del "importante repunte" de la ludopatía en España, especialmente entre "los más jóvenes", que se une a una "falta absoluta" de regulación coordinada.

Con motivo de la celebración del 18 congreso nacional de jugadores rehabilitados que arrancará este viernes en Valladolid hasta el domingo, tanto representantes de la federación nacional como la autonómica, AJUPAREVA, han analizado hoy esta enfermedad por la que están en tratamiento más de 16.000 personas en España.

El lema del congreso es 'Nuevas formas de jugar, viejas formas de perder' y el presidente de FEJAR, Máximo Gutiérrez, ha subrayado que actualmente en España existe un "grave problema" con el juego, que no está siendo mitigado por las administraciones que, al contrario, están "fomentando" estas prácticas ludópatas al no regular de manera "efectiva" su práctica.

Leer más: Jugadores rehabilitados alertan de auge de ludopatía y su falta de regulación

  • Asamblea FEJAR
  • Intervención Director General de Ordenación del Juego
  • Intervención Directivos ONCE

View the embedded image gallery online at:
http://amalajer.org/index.php?start=42#sigFreeId7d4e5e7a59

  • Nuevas formas de jugar, viejas formas de perder.
  • Del 29 de Septiember al 1 de Octubre de 2017

View the embedded image gallery online at:
http://amalajer.org/index.php?start=42#sigFreeId02347b59cb

fuente: elperiodico.com

Pese a que es ilegal cualquier tipo de juego de apuestas ‘online’ para los menores de edad, algunas webs han encontrado una fisura para ofrecer esta actividad potencialmente adictiva a los más jóvenes. A través de la adquisición de objetos en los videojuegos, los menores pueden luego canjear estos trofeos por dinero o apostarlos para aumentar su valor y obtener finalmente más beneficio económico.

P. H. tiene 17 años y desde los 14 juega a un videojuego en la red. También desde los 14 juega en páginas que le permiten adquirir diseños para las armas del juego a través de ruletas, jackpots y apuestas. Estos diseños se compran y venden entre jugadores, con precios que van desde pocos céntimos hasta miles de euros.

Se trata de casinos encubiertos y apuestas ilegales que, en lugar de utilizar dinero en metálico, usan objetos que los jugadores consiguen en videojuegos como moneda de cambio. Objetos que después se venden por dinero real a otros usuarios, según el precio que la comunidad decida que valen. En definitiva, el mismo procedimiento que utilizan los casinos con sus fichas: se compran a la casa para acceder, se juegan en las partidas, ruletas y otros tipos de apuestas, y finalmente se cambian por dinero.

Pero, si en un casino convencional existe un fuerte control legal para evitar amaños, garantizar el pago de impuestos y, sobre todo, impedir la entrada a menores, en este tipo de páginas tanto el diseño como sus características favorecen que jóvenes apuesten, muchas veces sin requerir más que un correo electrónico y una contraseña.

Fichas en forma de arma

Uno de los casos más polémicos es el que rodea al videojuego Counter Strike: Global Ofensive (CS: GO). Este juego, considerado como uno de los ‘eSports’ o deportes electrónicos más populares, es un ‘shooter’, es decir, un juego de disparos en primera persona, propiedad de Valve Corporation.

Leer más: Casinos encubiertos disfrazados como casas de apuestas deportivas permiten el juego a menores de...