Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

fuente: elmundo.es
  • Casinos y salones han sabido renovar su oferta
  • El auge de las apuestas en línea atrae cada vez a más jóvenes
  • "La industria del juego en España se está regenerando y adaptando a las nuevas generaciones", asegura Germán Gusano, director de la Fundación Codere, institución que elabora el Anuario del juego en España y patrocina el informe Percepción social sobre el juego de azar en España 2016. La irrupción de la tecnología móvil, así como la regulación hace seis años de la actividad de multinacionales de apuestas deportivas han conseguido dinamizar el negocio.

    Según la Memoria Anual de 2015 realizada por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), organismo dependiente del Ministerio de Hacienda que facilita los últimos datos disponibles, aquel año el mercado del azar movió 33.396 millones de euros, en torno a un 2,5% del PIB nacional y un 11,5% más que los datos estimados del año anterior. El grueso del negocio está representado por el denominado canal presencial (loterías nacionales y de la ONCE, casinos, bingos, salones de juego, etcétera), con unos ingresos aquel año de más de 25.000 millones de euros, el 73,5% del negocio, mientras que los ingresos en el juego online ascendió a más de 8.500 millones de euros, el 26,5% restante. El peso del segmento presencial es mayor si se tiene en cuenta lo que se denomina margen de juego, es decir, la cantidad arriesgada en cada juego descontando los premios. En este sentido, la cifra alcanza los 8.134 millones de euros, representando el canal presencial el 95% de esta cifra, y el online un exiguo 5%.

    Leer más: La suerte sonríe a un negocio del juego cada vez más 'online' y joven

Ante la aparición de "campañas muy agresivas para fomentar estos juegos de azar".

El PSOE ha registrado una iniciativa para limitar la publicidad de los juegos de azar y las apuestas en internet, como ya ocurre con el tabaco o el alcohol, para una mayor protección de los consumidores, especialmente de los jóvenes.

Leer más: Los socialistas quieren que se cambie la Ley de 2011 y se limite la publicidad del juego online

fuente: lavanguardia.com

La dependencia es similar a la de las drogas, pero en este caso no hay metadonas

Se las conoce como adicciones conductuales. No hay una sustancia concreta a la que engancharse, como ocurre con las drogas, pero sí se produce en la persona una dependencia similar a las provocada por la ingesta de estupefacientes. La adicción conductual se ha hecho más visible en una sociedad rendida al uso de las nuevas tecnologías, donde la adicción al juego ha encontrado un nuevo filón. El ordenador o los teléfonos inteligentes son la herramienta, como lo es la jeringuilla para el adicto a la heroína o el bar para el alcohólico. Así que el origen del problema de estas adicciones modernas provocadas por las nuevas tecnologías no está en esos aparatos que nos hacen la vida más fácil, sino en el contenido que corre por ellos o las infinitas posibilidades que nos ofrece la red. Así lo afirma Ignacio Busarte, psiquiatra y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD)

La adicción conductual es la percha elegida para los debates y ponencias del I Congreso Mundial de la World Association of Dual, que bajo el paraguas de la SEPD se celebra estos días en Madrid. Y el juego patológico cobra en estas jornadas un protagonismo especial. ¿Por qué? Responde Ignacio Busarte: “El juego patológico está incluido en la clasificación de adicciones por las evidencias neurocientíficas que permiten equipararlo a la adicción de cualquier sustancia. Y esa adicción es entre dos y cuatro veces más frecuente entre jóvenes de edades comprendidas entre los doce y diecisiete años que en adultos”. Otra advertencia lanzada por Busarte: “Entre el diez y el catorce por ciento de esos adolescentes corren el riesgo de desarrollar una adicción al juego en la vida adulta”.

Leer más: La adicción al juego va ligada a otros trastornos y se dispara entre los jóvenes