Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

Mesa de la XLVI Convivencia de Jugadores Rehabilitados en Jaen

Organizada por la Asociación Provincial Linarense de Jugadores en Rehabilitación (Aplijer) se ha celebrado del 18 al 20 de marzo la XLVI Convivencia Regional de Jugadores en Rehabilitación de Andalucía. En el acto de inaguración ha asistido la delegada en Jaén de Igualdad y Bienestar Social, Carmen Álvarez.

El Hotel Aníbal de la ciudad ha sido el escenario donde se han desarrollo los actos, que tuvieron en la ponencia de Miguel Ángel Palacios Navarro, psicólogo del colectivo, su punto más fuerte. Bajo el título 'Enfermos y Familiares en la Segunda Etapa de la Rehabilitación', los asistentes a las jornadas conocieron las terapias necesarias para afrontar esta etapa y los resultados recogidos.

Organizadas por la asociación linarense en colaboración con la Federación Andaluza de Jugadores en Rehabilitación, FAJER, hoy domingo está prevista su clausura por Pilar Parra, vicepresidenta primera de la Diputación de Jaén, a la una de la tarde, tras asistir durante la mañana a un intercambio de experiencias en primera persona.

A mediados del mes de julio hará dos años que la asociación linarense fue reconocida por la Junta de Andalucía como centro de tratamiento ambulatorio. Un reconocimiento que avala el trabajo realizado por esta asociación que cuenta con la ayuda de un psicólogo y una trabajadora social.

A punto de cumplir su vigésimo aniversario, Aplijer ha abierto sus horizontes a los cambios derivados del consumo y la sociedad actual. Hoy, las adicciones que más preocupan a la entidad son el móvil, Internet y la compra compulsiva. Tres adicciones no tóxicas que, por experiencia de otras asociaciones a nivel autonómico y nacional, a corto plazo han aumentado y aumentarán el número de enfermos que padecen estas patologías.

El proyecto de Ley del Juego debe reconocer a la ludopatía como una adicción más a tratar en la Seguridad Social, que por ley se diga que forma parte de la cartera de servicios de la Seguridad Social, porque si hubiera ingresos se podrían financiar estudios sobre el impacto social de dicha enfermedad, así como ayudar a montar estructuras asistenciales. "Tratar la ludopatía es muy barato".

Así lo ha explicado el jefe de la unidad de Psiquiatría del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Miguel Ángel Jiménez Arriero, durante su comparecencia en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados, en relación con el proyecto de ley de Regulación del Juego, que se encuentra actualmente en trámite parlamentario.

Según ha descrito, en España "hay sólo tres sitios" donde se presta atención a la ludopatía, que se hace no por imposición legislativa sino por voluntarismo o interés, como es el caso del Hospital 12 de Octubre, que desde 1996 montó una unidad de adicciones que incluía al juego.

Leer más: Solicitan reconocer la ludopatía como una enfermedad en el cuadro clínico de la S. Social

Guía del juego patológico AMALAJER

¿Cuáles son las causas de la enfermedad? ¿Por qué juego?

Aunque se han realizado muchos estudios y teorías sobre las causas de la ludopatía no se ha llegado a un acuerdo común, cada línea de investigación defiende un origen diferente, pero se ha visto que existen tres grandes factores que intervienen en su origen: los factores biológicos, psicológicos y psicosociales.

Factores biológicos

El descubrimiento más importante es que los jugadores patológicos tienen un nivel más bajo de lo normal en la transmisión cerebral de serotonina. El déficit de serotonina implica impulsividad, cambios bruscos en el cambio del humor, aumento de la agresividad verbal y gestual y aumento de la apatía. Está implicada en el control de nuestra conducta, en los síntomas más evidentes del descontrol de impulsos, por lo que si nos falta, nuestra conducta será más descontrolada e impulsiva.
Este descubrimiento defiende la opinión de que el origen de la ludopatía se debe a un trastorno del control de impulsos.
La impulsividad es una tendencia a responder de forma impetuosa, aparentemente sin premeditación, que conlleva a realizar conductas aunque sus consecuencias sean negativas. Las conductas impulsivas están muy relacionadas con el alivio del malestar. La finalidad de este impulso es la de bajar la tensión que nos ha creado el enorme deseo de realizar esa conducta, porque el impulso es muy intenso.

También se ha descubierto que muchos ludópatas tienen un déficit de dopamina en su cerebro. La dopamina, al igual que la serotonina, transmite los impulsos nerviosos del cerebro, y cuando se tiene poca, la actividad aumenta y la persona se siente mal. Para sentirse mejor, la persona suele tomar determinadas sustancias o realizar determinadas conductas. Esto es lo que hace que una droga o una conducta se convierta en adictiva. Y déficit en noradrenalina, responsable de la búsqueda de sensaciones del jugador

Leer más: Guía del juego patológico. Tercera-parte

Aonujer premiada en el Día de Andalucía en Huelva

AMALAJER felicita a AONUJER por el premio recibido en el Día de Andalucía.

Nuestra asociación hermana en la provincia de Huelva, AONUJER, que celebra este año el 20 aniversario de su  constitución, ha sido galardonada por la Junta de Andalucía con la distinción Huelva- Junta de Andalucía 2011 que valora la trayectoria de servicio a los onubenses de AONUJER con más de 5000 personas atendidas, 230 socios activos y 30 monitores certificados. Desde Málaga queremos felicitar a tod@s nuestros compañeros onubenses  representados en la figura de su presidente D. Jorge Barroso Barrera por la estupenda labor realizada a lo largo de estas dos decadas de trabajo social en la provincia de Huelva.

El Gobierno tiene previsto aprobar el proyecto de Ley del Juego, que recoge novedades como la cesión de competencias financiación proveniente de los nuevos impuestos sobre el juego "online" a las comunidades autónomas.

moncloa

El último borrador del proyecto de Ley del Juego establece una regulación negocio del juego en España que incluye nuevos impuestos y salvaguardas para colectivos más sensibles, como los menores o las personas con ludopatía, así como la creación de la Comisión Nacional del Juego como órgano encargado de supervisar el sector.

En el borrador de anteproyecto que estudió el Consejo de Ministros en septiembre de 2010, el Gobierno recuperaba para el Estado competencias en materia de juego que actualmente están en manos de las comunidades autónomas. Además, otorgaba a la nueva Comisión Nacional del Juego capacidad de tomar decisiones que también forman parte de las competencias autonómicas, lo que generó "mucha tensión" entre los responsables autonómicos, según han explicado a Europa Press fuentes del sector.

No obstante, en una reunión celebrada el jueves pasado, en la que intervinieron representantes de las comunidades autónomas y del Gobierno, el Ejecutivo decidió quitar algunas competencias que había otorgado a la Comisión Nacional del Juego en favor de las comunidades autónomas, y les ha entregado a éstas casi la totalidad de lo recaudado con los nuevos impuestos que van a gravar las apuestas online.

Leer más: Ley del Juego aprobada por el consejo de ministros