Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

El Alto Tribunal establece que es legal establecer límites pero que se deben concretar de forma pormenorizada y justificada

El Tribunal Supremo ha avalado imponer una distancia mínima entre casas de apuestas siempre que la normativa se justifique. De esta manera, coincide con el juzgado número 6 de lo Contencioso-Administrativo, que concluyó que una medida de la Generalitat Valenciana impuso una distancia mínima de 800 metros entre salones de juegos, no demostró el reglamento con «datos y razones».

En la sentencia, el Alto Tribunal establece que es legal establecer estas distancias mínimas pero que se deben concretar de forma pormenorizada y justificada y no con alusiones genéricas al interés general. El fallo, al que ha tenido acceso la Cadena SER, asegura que los límites están contemplados «con normalidad en el Derecho de la Unión Europea y en la jurisprudencia del TJUE».

Leer más: El Supremo avala imponer una distancia mínima entre las casas de apuestas

A sus 22 años, Alejandro Torre lleva ya un año y medio en rehabilitación para tratar su adicción al juego

Su aventura con el juego comienza a los 16 años. A los 18 comienza a ser consciente de que lo que empezó siendo una diversión se estaba convirtiendo en una problemática. Dos años después, decide pedir ayuda. A día de hoy se encuentra en la segunda fase de su rehabilitación en AMALAJER.

«Empecé a jugar con 16 años. Al principio por mero ocio, por las amistades... Justo antes de cumplir la mayoría de edad empecé a contraer problemas derivados del juego y a los 18 había desarrollado una adicción».

Leer más: El juego te roba la dignidad y la libertad

El número de ludópatas se ha triplicado en tres años - AMALAJER atiende en Málaga a 549 usuarios - El perfil del jugador adicto ha cambiado y ahora ronda entre los 20 y los 30 años

En los últimos seis años, los juegos de azar han experimentado una notable evolución que da como resultado un aumento, más que significativo y preocupante, en las cantidades jugadas, el número de jugadores activos y un cambio significativo en el perfil de los mismos. Los datos que anualmente ofrece la Dirección General de la Ordenación del Juego reflejan como el auge de las casas de apuestas y las apuestas en línea han catapultado estas cifras, situando las apuestas como el juego de azar predilecto de los adictos al juego, seguidas de los casinos y el póquer.

Esta tendencia al alza aumenta, por consecuencia, el número de personas que sufren ludopatía. Esta fue reconocida como una enfermedad por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 1992.

Leer más: Las casas de apuestas disparan el número de jugadores patológicos

La Federación de Jugadores de Azar en Rehabilitación (FAJER) realiza el siguiente manifiesto con motivo de la celebración del “29 de octubre, Día sin Juego de Azar”:

1.- Requerimos la instauración de control de acceso riguroso prohibiendo el paso a personas autoexcluidas a los locales donde se encuentran ubicadas terminales de juego u apuestas. Instando a las Administraciones a meditar sobre la posible instalación de controles tecnológicos que garanticen el cumplimiento de la norma.

2.- Exigimos que las Administraciones dedique los fondos suficientes al movimiento asociativo para garantizar y preservar un tratamiento digno a todas aquellas personas que se encuentren superando la adicción. La Junta de Andalucía recaudó durante el año 2018 la cantidad de 150,2 millones de euros por tasas de juego.

3.- Rogamos que el control de acceso a los salones de juego sea competencia tanto de la Policía Local, como de la Policía Autonómica y ambos cuerpos de seguridad tengan potestad de sancionar a aquellos que no cumplan la ley.

4.- Solicitamos la regulación de todo tipo de publicidad de juego de azar. Instando a la Administración al cumplimiento de la Ley Audiovisual de Andalucía que establece una franja horaria de protección durante la cual, los medios no pueden emitir contenidos que perjudiquen en el desarrollo de los menores.

5.- Reclamamos la necesidad de legislar una distancia mínima entre los centros educativos y los locales de juego. Si no fuere posible dicha medida instamos a la Administración que imponga una franja horaria de apertura que no coincida con horarios lectivos con ánimo de proteger los menores.

6.- Requerimos a la Administración que imponga medidas sancionadoras ejemplares a los locales de juego que permitan la entrada a menores de edad. Ante esta situación que se repite de forma continuada en algunos locales exigimos ningún tipo de tolerancia con la intención de garantizar la protección de los más jóvenes.

Leer más: Manifiesto del Día sin Juego 2019

Amalajer, organización de Málaga para la rehabilitación de estas personas, condena el rechazo a la proposición de ley andaluza que prevenía el juego patológico

  • En tratamiento hay unos 400 pacientes, pero alertan que los número están subiendo
  • En Málaga hay varios centros educativos a menos de 500 metros de salones y los jugadores son cada vez más jóvenes
  • Piden regular o prohibir la publicidad sobre este tipo de apuestas y juegos

“Desamparados”, así es como se sienten en la Asociación Malagueña de Jugadores de Azar En Rehabilitación (Amalajer). Después de que el Pleno del Parlamento andaluz rechazase el pasado miércoles 9 de octubre, con los votos del Partido Popular, Ciudadanos y Vox, la proposición de ley del PSOE, que fue apoyada por Adelante Andalucía, que pretendía limitar las salas de juegos y apuestas y prevenir el juego patológico.

“Parece ser que no es suficiente que estén jugando los menores y no se le da importancia al número que son”

La propuesta, entre otros puntos, establecía que “en ningún caso se podrán otorgar autorizaciones para instalar establecimientos específicos de juego a menor distancia de 500 metros de colegios públicos o privados, parques infantiles, lugares de ocio juvenil, polideportivos o estadios deportivos”. Además, de contemplar el incremento del control de acceso a los menores a estas salas, por lo que se prohibirá el juego y la entrada de menores acompañados por un adulto, aunque sea su tutor. Esta medida se extiende a personas con discapacidad o a aquellas personas que tiene mermadas su voluntad por una cuestión de alcohol o drogas.

Leer más: Amalajer se siente “desamparada” por la Junta de Andalucía