Amalajer. Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación

logo_obra_social_la_caixa

Atención a los jugadores

Por otro lado, se le han dado altas terapéuticas a lo largo del año 2008 a 14 personas (2 jugadoras patológicas y 12 jugadores patológicos), consideradas rehabilitadas, por su abstinencia los juegos de azar, la mejoría y los avances significativos en las vidas de cada uno de ellos.

Los objetivos expuestos en nuestro programa se han cumplido con normalidad, y en los plazos previstos, en los 136 pacientes actualmente en tratamiento (120 jugadores, y 16 jugadoras), ya sea en nivel I, Nivel II, Nivel III, o en Seguimiento. No debemos olvidar que se trata de un tratamiento de aproximadamente 2 años de duración. No se han presentado dificultades significativas que hayan retrasado la consecución de los objetivos en la mayoría de los sujetos.

Ha habido casos en los que no se han cumplido los objetivos previstos en el programa:

Nos estamos refiriendo concretamente a 39 casos de abandono del tratamiento por parte de los jugadores y jugadoras patológicos/as, subdivididos en 35 jugadores patológicos y 4 jugadoras patológicas.

También hacer constar los casos de recaída en el juego, y consecuente reinicio del tratamiento. Se han registrado 31 casos de este tipo en 2008 (todos varones), que actualmente están adscritos al tratamiento. Sólo en 7 de estos casos se da la circunstancia de que abandonaron el tratamiento o lo finalizaron en el año 2008, volviendo a comenzarlo en dicho año. Los 24 casos restantes son jugadores que finalizaron el tratamiento o lo abandonaron antes del año 2008.

  1. Plazo de ejecución:

    Estarán en relación con las fechas estimadas en el cronograma del programa subvencionado (4.9). Si se ha producido alguna desviación, deberá quedar registrada en este apartado. Se analizará con carácter global.

    El plazo de ejecución se ha cumplido según lo previsto, debido a que es un programa de tipo anual. Las actividades se han seguido en consonancia con el cronograma proyectado, tanto en los momentos de realización de las actividades como en la duración de las mismas.

  1. Actividades realizadas:

    Este año se describieron los indicadores de proceso para evaluar las actividades (punto 4.10 del anexo 3 bis). Se utilizarán estos para evaluar las actividades del programa.

    Intentemos no describir sólo cuantitativamente. Resulta de interés recoger las observaciones que se hayan podido realizar.

    Incluiríamos este año el cumplimiento o no del cronograma presentado desarrollado por actividad

    Indicadores:

  • La abstinencia absoluta al consumo de juego por parte del jugador patológico o jugadora patológica:

    De los 136 jugadores y jugadoras patológicos en tratamiento actualmente, únicamente se produjeron 31 casos de ruptura de la abstinencia absoluta en cuanto al juego (todos varones), sin que se sucediera un abandono del tratamiento.

    Todos estos casos están adscritos al tratamiento en la fecha actual, manteniendo una abstinencia plena. Los indicadores de dicha abstinencia vienen marcados por las informaciones proporcionadas por el jugador, los familiares de los mismos, y las observaciones comportamentales, psicológicas y actitudinales por parte de los profesionales.

    Otro de los indicadores que nos informan sobre la abstinencia serían la modificación de hábitos insalubres establecidos en la etapa de juego activo, la adquisición de correctas HH.SS., y de afrontamiento y resolución de problemas y conflictos que se plantean en la vida cotidiana, así como la habilidad de generar recursos propios para mejorar su calidad de vida en todos los ámbitos.

    Tales actividades específicas para los jugadores y jugadoras patológicas planteadas en el programa, se llevaron a cabo con todos y cada uno de los sujetos. Lo mismo se puede decir en lo que respecta a los familiares de los jugadores y de las jugadoras.

    Incluyéndose las acogidas, terapias de autoayuda y ayuda mutua (abiertas y cerradas), sesiones individuales y de pareja con la psicóloga y el psicólogo, sesiones individuales con la trabajadora social, ponencias, congresos y talleres (HH.SS., resolución de conflictos, comunicación, habilidades de afrontamiento, control de estrés y de ansiedad, y técnicas de relajación).

    La buena evolución en los parámetros anteriormente expuestos, sería un buen marcador, necesario para conseguir una reestructuración en grado aceptable de todas las áreas que componen la vida del enfermo o enferma, que previamente estaban afectadas a causa del juego

    Todos los sujetos que han atravesado por las distintas fases del tratamiento, han experimentado mejorías significativas e importantes en todas las áreas básicas de su vida, tales como generar estrategias y recursos propios para enfrentar la vida cotidiana, manteniendo alejado el juego de sus vidas.

  • La normalización en la vida cotidiana del jugador patológico y jugadora patológica, se consigue con la abstinencia absoluta al juego, el desenvolvimiento en los problemas cotidianos, el manejo de la economía y las buenas relaciones personales, familiares, sociales y laborales.

La evaluación de estas mejorías viene determinada por:

  • La indagación realizada en las entrevistas individuales por parte de los profesionales de la Asociación a los propios jugadores y jugadoras patológicas, así como a los familiares de los mismos.
  • Los testimonios recogidos por los monitores.


A este respecto, en el año 2008 se dieron 22 Altas Terapéuticas con Seguimientos:

    • - Enfermos: Hombres: 12 Mujeres: 2

  • Familiares de jugadores: Hombres: 0 Mujeres: 8
  • Los indicadores de evaluación de resultados nos indican, con su cumplimiento, que las actividades llevadas a cabo han dado resultado.