Operación ARCADE. Redades en salas de juego para la detección de menores

La Policía Nacional tiene en marcha desde este jueves un operativo, que sigue abierto este viernes, para detectar la presencia de menores de edad en casas de apuestas, casinos y locales de juego de toda España.

Este tipo de operaciones especiales consisten en redadas e inspecciones simultáneas que buscan sorprender en la comisión de algún ilícito o sanción administrativa, en este caso, constatar la presencia de menores en casas de apuestas, casinos o salones de juego.

La operación, denominada Arcade, y adelantada por El Confidencial, se está desarrollando por agentes destinados en Seguridad Ciudadana en todas las provincias, con la colaboración de Policía Foral de Navarra y los Mossos d'Esquadra en Cataluña, por ser estos cuerpos los competentes en seguridad ciudadana en su demarcación.

Los agentes tienen orden de visitar el mayor número posible de locales de juego de sus respectivas demarcaciones e identificar a las personas que se encuentren dentro de los establecimientos. En el caso de que alguno de los clientes no haya cumplido los 18 años, se debe levantar un acta contra el local, que puede saldarse con la pérdida de la licencia de actividad y sanciones económicas.

Además de incoar el expediente de sanción al local, los policías deben trasladar a comisaría a los menores que encuentren y alertar a sus padres o tutores legales para que pasen a recogerlos. En ese momento, se informa a los progenitores del lugar en el que ha sido localizado su hijo y los hechos para que puedan tomar medidas.

La Comisaría General de Policía Judicial, en cuya Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) existe un grupo dedicado a delitos relacionados con los juegos de azar, es la encargada de coordinar este dispositivo, cuyos resultados se conocerán a partir del 3 de octubre.

La operación tiene lugar al constatarse que la adicción al juego y a los pronósticos deportivos se han convertido en un problema creciente entre los jóvenes.