La justicia de Estados Unidos acusa de fraude masivo a los jugadores a uno de los principales portales de poker online

Full Tilt no era una empresa legítima de póquer, sino un esquema Ponzi (piramidal) global.

La empresa Full TiltPoker, una de las mayores firmas de póquer online del mundo, diseñó un esquema piramidal con el que presuntamente logró estafar más de 440 millones de dólares a sus usuarios, denunciaron hoy fiscales federales de Estados Unidos.

Según la denuncia, Full Tilt Poker pagó desde abril de 2007 a los miembros de su ejecutiva más de 440 millones de dólares que obtuvo de dinero depositado por los jugadores con el compromiso de que les iba a ser devuelto.

La empresa ya había sido demandada en abril pasado ante una corte de Nueva York por operar ilegalmente en EE.UU. e incurrir en delitos como lavado de dinero y fraude bancario para poder continuar con su negocio en este país.

Hoy, los fiscales que llevan el caso presentaron cargos ante esa misma corte contra Howard Lederer y Chirstopher Ferguson, jugadores profesionales y directivos de Full Tilt.


Full Tilt " no solo orquestó un fraude masivo contra el sistema bancario de Estados Unidos, como previamente se alegó, sino que también mintió y abusó de sus propios jugadores por una suma de cientos de millones de dólares", subrayó el fiscal Bharara.

Otras dos populares firmas de póquer online, Absolute Poker y PokerStars, también están en la mira a raíz de la investigación abierta en abril pasado para destapar una trama de apuestas por internet, una práctica ilegal en EE.UU.